«Bale se lo ha comido todo»

Los entresijos del estadio Sheik Zayed mostraron la mejor sonrisa de Solari en estos dos meses y medio como entrenador del Real Madrid. A pesar de firmar hace escasas semanas un contrato hasta 2021, este Mundial de Clubes tiene el peligro de dejar en papel mojado el compromiso entre club y entrenador. En el estreno blanco en Abu Dabi, su cara de felicidad por el deber cumplido mostraba la importancia de un triunfo en un partido de poca ganancia y bastante pérdida: «La sensaciones han sido muy buenas, por la solidez y consistencia del equipo. Incluso al principio, cuando el Kashima puso ritmo al partido, lo supimos controlar y dominar, después marcar y con el segundo gol ya pudimos manejar el partido. Ha sido importantísimo el nivel de energía y concentración. La seriedad que mostraron todos los futbolistas es mérito de ellos y por eso pasamos. Y también estoy muy feliz por los tres goles de Bale».

El triplete del galés fue celebrado con orgullo por Solari, creyente desde el primer día de la importancia de su futbolista. Por eso dijo aquello de que, sobrado de calidad, lo que tenía que hacer era comerse el escenario. Contra el Kashima, se empachó: «Hoy se ha comido todo. Los focos, las redes, las tribunas, los escenarios, las porterías… Ha mostrado lo que es él y lo que es capaz de hacer. Ahora que descanse y que se coma otra vez el partido y el escenario en la final».

MVP del partido

El misterio es por qué Bale no repite este partido con más asiduidad. Sus lagunas tras brillantes actuaciones son la que exasperan en el club, pero Solari no cree que sea tan irregular como dice la crítica: «Bale tiene muchas virtudes y yo siempre defiendo que el rendimiento de los futbolistas es responsabilidad de ellos. Seguramente hay veces que uno tarda más en encontrarse, pero Gareth le ha dado alegrías grandes al madridismo. Y lo ha hecho siendo determinante con el gol, que es la parte más importante del fútbol. A todos nos encanta defender bien, ser equilibrados, pero el gol es lo que domina el fútbol y Gareth lo tiene. Nosotros esperamos que juegue así cada domingo, que lo haga siempre. No me refiero a que marque tres goles en cada partido, sino que hablo del compromiso con cada partido. Él ha logrado estos tres goles porque desde el principio se ha comprometido con el juego».

Solari, sin confianzas

El galés fue nombrado MVP del partido, pero al contrario que en la final de Champions en Kiev, donde pegó el cante amenazando con marcharse si no se convertía en titular fijo, esta vez sacó su clásico perfil bajo y rehuyó del elogio individual: «Es muy importante haber marcado los goles pero lo que me complace mucho es ayudar al equipo a estar en la final. Estoy ansioso por ganar otra vez este trofeo», aseguró el galés, sin ganas de ajustar cuentas con los que aseguran que no ha tomado el liderazgo que dejó Cristiano tras su marcha: «Yo estoy para jugar al fútbol no para responder a nadie. Ese no es mi papel en el Madrid».

El sábado, Solari espera levantar su primer título como técnico blanco, en una final sin fiesta previa, como algunos quieren hacer ver por la teórica inferioridad del Al Ain: «No faltará ambición. Este título es el premio para un equipo que lleva dando alegrías al madridismo mucho tiempo con gestas como ganar tres Champions seguidas. Cerrarlo con tres Mundiales de Clubes sería fantástico, pero enfrente habrá un rival competitivo que ya ha eliminado a tres equipos, entre ellos River Plate. Nadie llega a una final sin merecerlo».

Kroos no fue tan diplomático: «Si soy sincero, ahora mismo no tengo mucha idea de cómo es y juega el Al Ain». En 48 horas lo sabrá.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!