Aurora & The Betrayers estrena su tercer disco en Toledo

Una voz al más puro estilo de la música negra norteamericana, como la de la vocalista Aurora García, y una banda muy ecléctica que se ha sabido adaptar a los cambios de estilos musicales es lo que caracteriza a Aurora & The Betrayers, un grupo que cada vez más reconocida entre propios y extraños. Este sábado podrán dar cuenta de ello todos los que asistan a su concierto, a partir de las 21.30 horas, en el Círculo de Artes de Toledo, donde presentarán su último disco, «Tune out the noise» (2018), su tercer y más personal álbum tras «Shadows go away» (2014) y «Vudú».

«Tune out the noise» es su tercer trabajo. Como dice el título de su disco, ¿por qué hay que ignorar el ruido?

A veces tantos estímulos externos sobrepasan nuestra capacidad de sintetizar toda esa información. Y parte de esa información viene repleta de patrones a seguir que frustran a las personas porque están llenos de exigencias y nos mantienen siempre persiguiendo algo. En la música esa presión no es menor, todo lo contrario, cada vez hay más información y más presión como en cualquier ámbito. Para poder disfrutar de lo que hacemos y creer en ello, tenemos que abstraernos del mundo.

Esa actitud ante la vida se deja entrever en las letras de sus canciones. ¿Por qué sólo ocho temas? ¿Han descartado canciones para hacer un trabajo más selecto?

En parte si. Eran canciones que nos gustaban a todos y siendo realistas, cada vez la gente escucha menos discos. Hacer discos de 12 canciones es un gran esfuerzo y una gran inversión de tiempo y dinero.

Aunque no les gustan las etiquetas, han pasado del soul más clásico en su primer trabajo al rock o incluso el pop en este último. ¿A qué responde esta evolución en su música?

A querer evolucionar y conocernos los unos a los otros en la banda y a nosotros mismos. Cuando empezamos la banda, no teníamos ni idea de lo que queríamos hacer y seguimos sin saberlo. Lo que siempre hemos querido es no encasillarnos. Tenemos muchos gustos, muchas influencias y somos varias personas componiendo. Es normal que vayamos cambiando y buscando nuevos sonidos. Esperamos seguir cambiando. Es lo mejor que nos puede pasar.

En «Tune out the noise» hay algunas influencias claras como las de Jack White o David Bowie. ¿Qué les deben a estos músicos y qué les debe el mundo de la música?

Bueno, son y han sido influencias muy poderosas para el mundo de la música. Saber coger los elementos de la música de siempre y otros elementos actuales y saber darles una vuelta para convertirlo en algo genuino, personal e inconfundible es algo que está al alcance de muy pocos. Son o fueron también muy criticados, con lo cual es más inspirador si cabe.

Además, se han arropado en uno de los temas del disco, «Don’t waste more time», de grandes músicos y amigos como Carlos Tarque, Carlos Raya y Julián Maeso, nuestro paisano. ¿Cómo define el trabajo de este gran músico toledano?

Pues pensamos que es uno de los mejores músicos que conocemos. Uno de los más prolíficos y también, de los más desconocidos. Julián Maeso es uno de los grandes pero este país no se da cuenta de lo que tiene. Domina profundamente el lenguaje del rock, del R&B, del funk, del soul, folk americano… y lo hace con tanta clase que creo que aquí no se está preparado para entenderlo. Yo ya no se si es el idioma, o que toca demasiado bien, ja,ja,ja, pero te juro que me moriré sin entenderlo. Debería ser un orgullo para este país. Desde aquí le mandamos un abrazo. ¡Julián, siempre serás uno de los grandes! Te queremos y admiramos.

El disco ha sido autoproducido por su sello discográfico propio, Sietepulgadas Records. ¿Qué tiene de bueno y de malo poder trabajar así?

De bueno tiene que puedes hacer lo que quieras, cuando quieras sin que nadie te diga cómo ni cuando y tampoco tienes que compartir venta de discos con nadie. Todo se queda en casa. Por otro lado, las capacidades económicas y logísticas que tienen una gran discográfica pues no las tenemos, con lo cual no podemos tener tanta presencia y estamos más limitados. No obstante, ya empieza a haber bandas que se auto gestionan y llegan muy lejos. El sistema está cambiando.

Parece que se encuentran en un gran momento como banda y cada vez son más reconocidos por su música. ¿En qué punto se encuentran? ¿Cómo miden el éxito?

Pues la verdad es que ha sido un año bastante intenso, si. Hemos empezado a recoger frutos de tanto trabajo y poder decir en voz alta la situación en la que nos encontramos, suena casi a ciencia ficción. Medimos nuestra situación en las salas, en la cantidad de conciertos y en si viene público a vernos. Ahí es donde realmente sentimos lo que ocurre y sí, poco a poco mejoramos y hacemos más y más público de una manera orgánica. No obstante, somos realistas y creemos en el éxito como una larga carrera, no como algo temporal. La música es una carrera de fondo, eso lo sabemos bien.

¿Qué se va a encontrar el público toledano el sábado? ¿Por qué les recomienda su concierto?

Verán a una banda diferente, ecléctica, poderosa y muy particular. Sólo tienen que venir a ver y escuchar para comprobarlo. La gente siempre repite.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!