Auge del espa√Īol en China por el tir√≥n de Latinoam√©rica

En su art√≠culo publicado ayer en ABC con motivo de su visita a Espa√Īa, el presidente de China, Xi Jinping, recordaba la inclusi√≥n del castellano en la educaci√≥n secundaria de este pa√≠s y la apertura en 2006 del Instituto Cervantes de Pek√≠n por el entonces Pr√≠ncipe Felipe. En cuanto dicho art√≠culo fue difundido en mandar√≠n por las redes sociales chinas, el m√≥vil de la directora del Cervantes, Inma Gonz√°lez Puy, empez√≥ a sonar y no dej√≥ de recibir mensajes hasta pasada la medianoche.

Con sus palabras, que tienen valor de ley en este r√©gimen autoritario, Xi certificaba la importancia del espa√Īol en China el mismo d√≠a que Gonz√°lez Puy destacaba su auge en la presentaci√≥n del anuario del Cervantes. ¬ęEl art√≠culo del presidente Xi ha tenido tanta difusi√≥n que ya no se puede hablar del espa√Īol como lengua minoritaria en China, una etiqueta maldita contra la que hemos estado luchando y que no ten√≠a sentido por su crecimiento durante los √ļltimos a√Īos¬Ľ, explic√≥ la directora del Cervantes a ABC cuando las llamadas de periodistas chinos, hispanistas y profesores le dejaron por fin un rato libre. Debido a esta alusi√≥n de Xi Jinping, para hoy ya tiene concertadas varias entrevistas con medios chinos interesados en conocer la situaci√≥n del espa√Īol y la labor educativa del Cervantes.

Oficialmente, en las universidades chinas hay 36.000 alumnos estudiando espa√Īol, pero esta cifra no incluye la creciente oferta en academias privadas. Por su parte, el Cervantes de Pek√≠n tuvo matriculados 4.200 alumnos en el curso 2017-2018. Al final del mismo, se inscribieron 7.200 personas para hacer los ex√°menes del Diploma de Espa√Īol como Lengua Extranjera (DELE), lo que convierte a China en el segundo pa√≠s extranjero con m√°s aspirantes tras Italia.

¬ęAunque el auge del espa√Īol ha sido progresivo, ha sido determinante el inter√©s que hay en China por Latinoam√©rica para que se convierta en la segunda lengua extranjera a estudiar, tras el ingl√©s¬Ľ, analiza Gonz√°lez Puy. Debido a las crecientes relaciones comerciales con los pa√≠ses hispanoamericanos, donde China vende los art√≠culos salidos de la ¬ęf√°brica global¬Ľ y se abastece de materias primas, cada vez m√°s son los j√≥venes chinos que prefieren estudiar castellano frente a otros idiomas que antes se consideraban m√°s √ļtiles, como el japon√©s, el coreano o el ruso.

Este incremento del n√ļmero de alumnos lleva pareja una mayor demanda de profesores y, a su vez, de formadores de maestros, ya que su n√ļmero es ahora insuficiente. Lo mismo le ocurre al Instituto Cervantes, que solo tiene un centro en Pek√≠n y espera desde hace a√Īos el permiso de las autoridades para abrir en otras ciudades, como Shangh√°i, donde solo dispone de una biblioteca. Y es que esta fiebre por el espa√Īol en China no se reduce solo a los estudiantes universitarios o del instituto. Cada s√°bado por la tarde, las aulas del Cervantes de Pek√≠n est√°n llenas de ni√Īos peque√Īos que acuden con sus padres para aprender castellano.

Desde enero, el espa√Īol ha sido incluido en los programas de la educaci√≥n secundaria en China, pero su implantaci√≥n depender√° del n√ļmero de profesores, que todav√≠a es muy limitado. Como proyecto piloto, 200 ni√Īos de la escuela 109 de Pek√≠n ya lo estudian como primera lengua junto al ingl√©s en la educaci√≥n primaria. Para hacerse una idea de la cantidad de gente que aprende espa√Īol en China, Inma Gonz√°lez Puy recuerda que ¬ęhace ya varios, se distribu√≠an 100.000 ejemplares del libro de texto m√°s popular de nuestra lengua¬Ľ.

Confirmando su buena salud, el a√Īo pasado abri√≥ en la cuarta planta del Cervantes la librer√≠a ¬ęMil Gotas¬Ľ, la primera de China que ofrece t√≠tulos en espa√Īol y obras en castellano en traducidas al mandar√≠n. Regentada por el editor y escritor argentino Guillermo Bravo, esta tienda se ha convertido en un punto de referencia adicional dentro de la actividad cultural que desarrolla el Instituto Cervantes.

Desde 2013, la televisi√≥n estatal CCTV celebra un concurso que premia al chino que mejor habla espa√Īol, lo que demuestra el inter√©s que suscita el idioma. Las buenas perspectivas laborales que ofrece, sobre todo en Latinoam√©rica, son determinantes para que los pragm√°ticos estudiantes chinos se decidan por el castellano. Adem√°s de poder leer en su lengua original a Cervantes, Garc√≠a M√°rquez y Vargas Llosa, cobrar√°n unos sueldos que, en el caso de los traductores simult√°neos, doblan lo que ganan los int√©rpretes de ingl√©s.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!