Audasa prevé ingresar 9.500 millones por peajes hasta el fin de la concesión

Retenciones kilom√©tricas en verano, obras como las del Puente de Rande que se eternizan y precios elevados para los conductores gallegos que no cuentan con una alternativa gratuita para desplazarse por la fachada atl√°ntica de la Comunidad. La autopista AP-9 vuelve al centro de la agenda pol√≠tica despu√©s de que el Gobierno de Pedro S√°nchez haya desbloqueado el debate para que el Congreso de los Diputados aborde una vieja reivindicaci√≥n, el traspaso de su competencia a Galicia. Gestionada por Audasa, perteneciente al grupo It√≠nere, la concesionaria espera ingresar entre 2011 y 2048 (a√Īo en el que expira su derecho de explotaci√≥n) 9.561 millones de euros por el cobro de peajes en la v√≠a que conecta Tui con Ferrol.

Seg√ļn las cuentas publicadas por Audasa, durante el a√Īo pasado los conductores gallegos se dejaron 140 millones de euros en peajes en la Autopista del Atl√°ntico. La empresa logr√≥ hacerse con un beneficio despu√©s de impuestos de 44 millones de euros. Aproximadamente uno de cada tres euros fueron de ganancia a repartir entre sus accionistas. Aplicando la misma proporci√≥n al montante total que espera conseguir Audasa hasta el fin de la concesi√≥n, prorrogada por √ļltima vez por el Gobierno de Aznar, los propietarios se embolsar√≠an unos 3.000 millones de euros de ganancias. Seg√ļn la estimaci√≥n de la concesionaria, hasta 2048 la v√≠a necesitar√° de una inversi√≥n de 153 millones de euros en mantenimiento (gastos de reposici√≥n) y otros 1.680 millones de euros se destinar√°n a gastos financieros.

Esta semana, los cuatro grupos pol√≠ticos presentes en el Parlamento gallego aprobaban por unanimidad exigir al Ministerio de Fomento (titular actualmente de la autopista) que realice una auditor√≠a global sobre las ¬ędeficiencias del servicio que presta la concesionaria¬Ľ. Adem√°s, solicitaron que ¬ęen el plazo de tres meses, se elabore un estudio de viabilidad del rescate de la AP-9 para lo p√ļblico¬Ľ, en el que se incluya tanto su coste econ√≥mico, como el posible impacto de rebaja de peajes para los usuarios al no tener que abonar el porcentaje de beneficio empresarial.

El elevado coste del rescate fue el principal argumento utilizado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para frenar la toma en consideraci√≥n en el Congreso de las reivindicaciones de Galicia. En marzo de 2016 el Parlamento gallego realizaba su primer intento. Aprobaba una proposici√≥n de ley que, adem√°s de pedir la transferencia para Galicia, inclu√≠a la posibilidad de rescatar la autopista. La factura deber√≠a abonarla el Estado. El Gobierno popular ejerci√≥ su derecho a vetar que la ley se debatiese en la C√°mara espa√Īola. Seg√ļn sus c√°lculos, discutidos por algunos grupos pol√≠ticos, el coste se disparar√≠a a unos 4.300 millones de euros inasumibles para las arcas p√ļblicas. Desde el H√≥rreo se intent√≥ hasta en dos ocasiones m√°s (en 2017 y este verano) que la ley fuese tomada en consideraci√≥n. Para lograrlo se elimin√≥ la referencia al rescate. Pero la maniobra tampoco fructific√≥. El Ejecutivo de Rajoy sigui√≥ oponi√©ndose. La llegada de Pedro S√°nchez a Moncloa ha cambiado el escenario. Pero la proposici√≥n de ley que se debatir√° ser√° la primera que entr√≥ en la C√°mara, que incluye en su articulado el rescate. En Galicia, tanto el PSdeG como el PPdeG dudan de su viabilidad, mientras que En Marea y BNG defienden que ser√≠a la √ļnica manera de acabar con ¬ęel expolio a los gallegos¬Ľ que acomete Audasa con sus elevados precios. En la √ļltima auditoria de las cuentas, Audasa no hace referencia en ning√ļn momento a un posible rescate del Estado entre los riesgos o amenazas que afronta la compa√Ī√≠a.

Los beneficios de la empresa han fluctuado sustancialmente en los √ļltimos a√Īos vinculados a la afluencia de veh√≠culos por la AP-9. Seg√ļn los √ļltimos datos remitidos por Audasa a la Comisi√≥n Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el primer semestre del presente a√Īo han ca√≠do 3,5 millones con respecto al mismo periodo de 2017. A√ļn as√≠ las ganancias despu√©s de impuestos sumaron unos 15,9 millones de euros. Los ingresos por peajes alcanzaron, en esta ocasi√≥n, los 66,4 millones. Los √ļltimos tres ejercicios muestran el impacto de la recuperaci√≥n de la econom√≠a en las cuentas de la autopista, que en los a√Īos m√°s duros de la crisis vio descender sustancialmente el balance de resultados, pasando de unos beneficios r√©cord en 2008 de 68 millones de euros a los algo menos de 30 millones que obtuvo anualmente entre 2012 y 2014. En la √ļltima d√©cada los propietarios de Audasa se han embolsado 482,22 millones gracias a la AP-9.

Los intentos de las administraciones p√ļblicas por rebajar los peajes en la AP-9 han acabado adem√°s en los tribunales. Audasa acumula varios contencioso-administrativos con el Ministerio de Fomento por discusiones sobre los pagos que deber√°n efectuar los conductores gallegos. El √ļltimo lleg√≥ el pasado 28 de febrero. Seg√ļn se recoge en la auditoria realizada por KPMG, la sociedad cuestiona la decisi√≥n de Fomento de no permitirle aplicar ya el pasado 1 de enero la subida de un 1 % anual prevista para los pr√≥ximos 20 a√Īos. El incremento tarifario responde a las obras de ampliaci√≥n del puente de Rande y Santiago, por valor de 219 millones de euros, m√°s los intereses de demora. La concesionaria de la AP-9 tambi√©n ha reclamado en los tribunales la decisi√≥n de rebajar a la mitad la cuant√≠a que abona por la gratuidad de los peajes de Rande y A Barcala. Seg√ļn Audasa, solo en un semestre de 2017 la medida le cost√≥ unos dos millones de euros. El pleito m√°s antiguo tiene que ver tambi√©n con la decisi√≥n de poner gratis el peaje de vuelta entre Vigo y Pontevedra, tomada en 2012.

La venta

La AP-9 tiene adem√°s otro importante frente abierto, la venta de It√≠nere, la empresa matriz de la que depende Audasa. El Gobierno central estim√≥ en m√°s de 4.000 millones de euros la compensaci√≥n por un eventual rescate de la autopista gallega, pero en los √ļltimos movimientos para el cambio de accionistas It√≠nere se valor√≥ conjuntamente (gestiona en total 8 v√≠as) en solo 1.300 millones.

El posible cambio de due√Īos de la Autopista del Atl√°ntico tambi√©n podr√≠a acabar dirimi√©ndose en los tribunales. El fondo estadounidense Corsair, actual accionista mayoritario, y Globalv√≠a (participado por otros tres fondos de inversi√≥n internacionales sin presencia de momento en el accionariado) pugnan por hacerse con el control de la empresa. En julio, Globalv√≠a realiz√≥ una oferta de compra por valor de 723 millones de euros para adquirir el 55,6% de las acciones que hasta ahora est√°n en manos de Abanca, Sacyr y Kutxabank. Pero el fondo Corsair, que ya tiene el 37,9% de It√≠nere lanz√≥ su contraoferta s√≥lo a la constructora. Con el 15,51% de sus acciones le bastar√≠a para mantener el control.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!