así es una cata de vino bajo el agua

En las islas Canarias se están dando pasos no solamente con la experiencia de la gastronomía sino en innovar en cuanto al formato conocimiento de los productos.

El vino submarino presenta una apariencia fresca con un sabor maduro y bien redondeado. A pesar de su envejecimiento, el vino hundido conserva tanto el color fresco como el aroma y no tiene rastros de oxidación.

Una bodega del sur de Tenerife ha ido más allá y ha llevado a cabo una cata de vinos bajo el agua. Los amantes de vino conviven con criaturas marinas.

Este desafío marino es parte de un experimento más amplio que trata de analizar el potencial de envejecimiento de algunos vinos. El almacenamiento bajo el agua proporcionaría un tipo de envejecimiento completamente libre de oxígeno y luz, así como una temperatura constante durante todo el tiempo necesario.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!