asesina a su compa√Īero de celda nada m√°s entrar en prisi√≥n

Jes√ļs Mar√≠a Romero Hern√°ndez, alias ¬ęEl Nene¬Ľ, de 28 a√Īos, golpe√≥ hasta la muerte a su compa√Īero de celda por una litera. Los hechos ocurrieron el d√≠a 26 de diciembre dentro del penal de Soto del Real, donde este campe√≥n de Muay Thai hundi√≥ codos, rodillas y pu√Īos en la cabeza del preso, que falleci√≥ poco despu√©s cuando era trasladado en ambulancia a un hospital por diversos traumatismos. Su hermano relat√≥ ayer a Telemadrid que ten√≠a ¬ępsicosis¬Ľ con que le quer√≠an asesinar.

¬ęEl Nene¬Ľ hab√≠a sido detenido el domingo tras intentar robar un tel√©fono m√≥vil en la estaci√≥n del Metro de Plaza El√≠ptica. El due√Īo se dio cuenta y le plant√≥ cara. Romero sac√≥ un cuchillo, le apu√Īal√≥ y sali√≥ del suburbano con el arma en la mano, amenazando a viandantes, vigilantes de seguridad e incluso a los agentes de Polic√≠a Nacional que acudieron a detenerle y que se vieron obligados a enca√Īonarle en la cabeza para conseguir reducirle.

El juez le envi√≥ a prisi√≥n provisional acusado de lesiones, amenazas, tentativa de homicidio y robo con violencia. Unas imputaciones que, seg√ļn informa la agencia Atlas, desconoc√≠an los funcionarios de Instituciones Penitenciarias, que tras una breve entrevista decidieron ingresarle en el m√≥dulo 1 junto a un preso de compa√Ī√≠a, un hombre de 55 a√Īos con varios antecedentes por tr√°fico de drogas, y que, al contrario que el luchador, hab√≠a pasado varios a√Īos entre rejas. Seg√ļn los internos la discusi√≥n empez√≥ en los pasillos.

Sólo había dos funcionarios para vigilar a casi doscientos reclusos. Escucharon los gritos y dieron el aviso, pero no pudieron hacer nada. La víctima ya estaba en el suelo, sobre un gran charco de sangre y con el rostro desfigurado.

Los funcionarios de Instituciones penitenciarias llevan m√°s de un a√Īo moviliz√°ndose para denunciar su situaci√≥n: falta de personal y plantillas envejecidas, escasa preparaci√≥n para el trabajo que desempe√Īan, especialmente en situaciones de violencia extrema como √©sta: no han recibido formaci√≥n para defenderse o reducir a internos conflictivos y son v√≠ctimas de agresiones d√≠a a d√≠a.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!