ArtMadrid en su edición más internacional

Las últimas décadas han sido testigo del auge de las bienales y de las ferias, eventos que han consolidado el arte contemporáneo como producto comercializable dentro de la economía turística global. En España, ArtMadrid es la más veterana de las denominadas «ferias satélites», aquellas que durante febrero configuran su actividad en paralelo a ARCO. En su primera edición, la de 2006, pudo aprovechar los últimos coletazos de un mercado hasta entonces relativamente estable; pero durante los siguientes años tuvo que batallar no solo con la contracción de la crisis financiera, sino también con unas sedes -el Pabellón de Cristal de Casa de Campo y, sobre todo, la Estación de Chamartín- que no ofrecían las condiciones más adecuadas. Desde 2014, y con un nuevo equipo capitaneado por Alberto Cornejo, ArtMadrid se desarrolla en la Galería de Cristal de CentroCentro. Una etapa en la que ha logrado alcanzar una mayor visibilidad, ha establecido un ritmo creciente de ventas y, además, ha podido quitarse de encima los prejuicios acerca de su contemporaneidad. A este último aspecto ha contribuido la progresiva reducción de piezas históricas vinculadas al mercado secundario, que parecen definitivamente excluidas en la propuesta de este año.

Reencuentros

En el programa general participarán más de 40 galerías, muchas de ellas procedentes de distintos puntos de nuestro país. A la nómina habitual, con nombres como Kreisler, BAT, Aurora Vigil-Escalera, Alba Cabrera, 3 Punts, Hispánica Contemporánea o Miquel Alzueta, se suma la llegada de nuevos expositores nacionales: Kur Art Gallery de San Sebastián, Cornión de Gijón y la barcelonesa Víctor Lope. Pero en esta edición se ha dado un paso de gran importancia al sumar trece firmas extranjeras, lo que constituye la cifra más alta hasta la fecha. Sobresale la representación portuguesa conArt Lounge, Paulo Nunes-Arte Contemporânea y la incorporación de São Mamede. También visitan la feria por primera vez la francesa Barrou Planquart, la norteamericana Lola & Unicorn, la sudafricana Oda Gallery y el espacio peruano O-Art Project. Y regresan las alemanas Schmalfuss y Robert Drees, la francesa Norty Mécénat, la taiwanesa Yiri Arts y la cubana Collage Habana. Expositores y obras que, para poder brillar, necesitarán integrarse en un recorrido que corrija el abigarramiento de ediciones anteriores.

Otra de las aportaciones de esta cita es una atención más acusada hacia las nuevas generaciones de creadores, con un notable incremento del número de artistas menores de 40. Y si bien la juventud no es en sí un parámetro de calidad, sí lo es la solvencia que aportan Hugo Alonso, Kepa Garraza, Mariajosé Gallardo, Irene Cruz, Alejandro Monge, Gustavo Díaz Sosa, Hugo Fontela, Víctor Alba o Candela Muniozguren, entre otros. A esta nueva dinámica también responde la elección de Rubén Martín de Lucas como artista invitado. Su propuesta, que se desplegará por distintos puntos del Palacio de Cibeles, estará vinculada a su serie Repúblicas mínimas: una reflexión acerca de los modelos sociales que pivotan en torno a la construcción de fronteras. En la propuesta de Martín de Lucas el formato audiovisual tendrá una presencia muy destacada, lo que constituye un puente con el programa paralelo de la feria, dedicado íntegramente al videoarte.

Los chicos a un lado

El cambio generacional llega también a la sección comisariada One Project, que este año será orquestada por Nerea Ubieto, uno de los nombres más activos de la nueva hornada de gestores españoles. Su propuesta sintetiza tanto la internacionalización como el apoyo a los emergentes que quieren definir la nueva identidad de ArtMadrid; pero también aporta un férreo compromiso con la creación elaborada por mujeres, con una nómina de artistas exclusivamente femenina. Una decisión que, según ha señalado la comisaria, opera desde la urgencia de equilibrar una balanza que sigue muy descompensada en la mayor parte de los eventos artísticos. Esta sección, que se estructura a través de siete estands con proyectos individuales, acogerá las propuestas inéditas de la lituana Ruta Vadlugaite, la mexicana Sofía Echeverri, la argentina Mara Caffarone y la brasileña Manuela Eichner; completan el conjunto las españolas Virginia Rivas, Nuria Mora y Alejandra Atarés. Bajo el título Ficciones, máscaras y paisajes, el programa de Ubieto atenderá esencialmente a la disciplina pictórica, tanto en sus formatos más tradicionales como en sus derivas híbridas e instalativas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!