Arrimadas despeja su futuro arropada en Madrid por Rivera

Inés Arrimadas deshoja su particular margarita para decidir si continúa como líder de la oposición en Cataluña —después de haber ganado allí las elecciones— o si da el salto a la capital de España y se presenta a los próximos comicios generales como número uno de Ciudadanos por la provincia de Barcelona. Todo está en sus manos. O al menos eso se desprende de las declaraciones públicas de los miembros de su partido.

El jueves por la mañana el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el portavoz de la formación en el Parlamento catalán, Carlos Carrizosa, parecían enfriar esta opción; pero la intervención de Albert Rivera en Málaga lo cambió todo y brindó a Arrimadas la decisión final sobre su futuro próximo. «No seré yo quien hable mal de Inés Arrimadas. Es sin duda la mujer más importante, más preparada y más valiente de la política española», alabó el presidente del partido liberal, aunque recordó que, en cualquier caso, son los afiliados quienes tienen la última palabra.

Esa ha sido la hoja de ruta marcada en Cs estos dos días: reconocimiento a la «magnífica» labor de Arrimadas combatiendo el independentismo en Cataluña desde que dio el salto a la política, y otorgarle libertad para marcar su propio rumbo en el partido. Si finalmente, como todo apunta, se postula a diputada nacional, Arrimadas debe tomar su decisión antes del martes a las 20 horas; fecha en la que concluye el plazo para inscribirse en el proceso de primarias internas, en el que los afiliados de Cs escogerán a los cabezas de lista de las provincias con más de cuatrocientos militantes.

Acto por todo lo alto

La líder de la oposición en Cataluña ha optado de momento por el silencio —en su entorno garantizan que está meditando qué camino escoger—, pero podría romperlo definitivamente este sábado con un acto hecho a medida para anunciar en plena precampaña su «fichaje estrella» para las generales, y es que nadie duda de la capacidad de movilizar voto de la jerezana. Arrimadas comparte escenario hoy en Madrid con Rivera —a las 12, en Plaza de la Villa—, y estará además arropada por los miembros de todo el Comité Permanente del partido —presidente, secretario general y otros 15 miembros de la Ejecutiva—, según confirmaron fuentes cercanas a la organización de este evento. Aunque por la mañana fuentes de la Ejecutiva no pudieron confirmar la presencia de Begoña Villacís a este acto —aun siendo esta miembro de la misma— la precandidata de Cs a la Alcaldía de Madrid en las próximas municipales corroboró ayer por la tarde su presencia en su cuenta de Twitter. También acudirá el precandidato a liderar la lista a la Asamblea de Madrid y actual portavoz autonómico del partido, Ignacio Aguado, según fuentes de su equipo.

Melisa Rodríguez, portavoz adjunta de Cs en el Congreso, ofreció una rueda de prensa en la que alegó que el presentarse o no a un proceso de primarias es una decisión «totalmente personal», con lo que evitó pronunciarse sobre cuál será el devenir político de su compañera. Eso sí, en la misma dirección que Rivera, apuntó que es «todo un honor y todo un orgullo» contar en su partido con Arrimadas, «que no solo ha demostrado valentía liderando la oposición en Cataluña, sino además su carácter y su raza política».

Villegas aseveró el jueves, preguntado literalmente sobre si Arrimadas sería la número dos por Madrid al Congreso, que esta opción no estaba «sobre la mesa», y el secretario de Organización de Cs, Fran Hervías, se aferró ayer a la ambigüedad abierta por la respuesta de su secretario general. «El futuro de Cs vinculado a Cataluña no se entiende sin Inés Arrimadas», manifestó en la sede del partido en Logroño, dejando la puerta abierta a cualquier opción sobre la mesa. Y es que el futuro de la actual jefa de la oposición en el Parlamento catalán estará ligado a esta comunidad autónoma, tanto si se queda en ella como si se marcha a la Cámara Baja, donde sería diputada electa por la circunscripción de Barcelona.

Con la máxima expectación, hoy se despejará una duda que está removiendo un partido político acostumbrado hasta ahora a un único liderazgo fuerte en Madrid.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!