Argentina, tierra de amor y venganza: una impostora se hace pasar por la mujer de Bruno y Lucía cae en la trampa

Una impostora se hace pasar por la mujer de Bruno y Lucía cae en la trampa Crédito: Prensa eltrece

Al fin, Lucía (Delfina Chaves) parece comenzar a creer en la historia de Bruno (Albert Baró). Sin embargo, Torcuato (Benjamín Vicuña), su marido, y Gabriel (Federico Salles), su hermano, tienen un as en la manga: una mujer se hará pasar por una expareja engañada por el joven español. La mujer en cuestión es Inma (Mirela Payret), una prostituta catalana.

Cuando los dos enamorados están juntos en la puerta de la librería, aparece la mujer diciendo que tienen un hijo en común y lo acusa de haberlos abandonado.

Finalmente llegó el día de la cita entre Salaberry (Luciano Cáceres) y Raquel (China Suárez), pero la polaca decide cancelar porque sabe que si accede a ir al teatro con el comisario, Aldo (Gonzalo Heredia) se sentiría muy mal. Sin embargo, el hombre logra convencerla diciéndole que Moretti no tiene porqué enterarse. Helga (Daryna Butryk) y Paco (Mariano Saborido) la convencen que acepte, y Paco Jamandreu le pide un favor: que luzca uno de sus vestidos para que el director de la obra conozca su arte.

Anna (Candela Vetrano) sigue en su afán de convertirse en una ama de casa ideal, pero Córdoba (Diego Domínguez) lejos de sentirse agasajado comienza a incomodarse con la nueva personalidad de su mujer. Más tarde, ella le confirma a su hermana Francesca (Malena Sánchez) que tiene miedo de no poder dar a luz nuevamente.

Al conventillo llega la tía Filomena (Edda Díaz) y consigue volver loca a toda la familia con sus pedidos y su incapacidad para oírlos. Pero, para vigilar a la Polaca, Aldo decide llevarla al teatro junto a toda su familia.

Gabriel llama a Torcuato a una reunión de trabajo con Libertad (Virginia Innocenti) y su novia, Mariquita Lynch (Frida Jazmín Vigliecca), en carácter de socia capitalista. La idea es limpiar su imagen antes de comprar parte de sus empresas.

Lucía enfrenta a su madre y le dice que se da cuenta de que la envidia porque ella hace lo que quiere. La mujer, fiel a su estilo, ríe descontroladamente: “Estás casada con un mafioso y sos la amante de un pordiosero”, le dice. En ese momento, Mariquita le anuncia que una mujer la busca.

Es la falsa mujer de Bruno, que vuelve a contarle su historia. Al salir, Bruno y Francesca la interceptan, y cuando el muchacho le pide que deje de hacer lo que está haciendo, Lucía lo escucha y sufre un colapso.

Más tarde, Bruno aparece en su casa y le dice, une vez más, que no conoce a aquella mujer, pero ella otra vez da un paso atrás.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!