Aprovechar el acuerdo con la Unión Europea para darles más garantías a los productores

Carlos Achetoni (FAA), Dardo Chiesa (CRA), Eleonora Cole (LA NACION), Carlos Iannizzotto (Coninagro) y Daniel Pelegrina (SRA) Crédito: Fabián Malavolta

Los dirigentes rurales dijeron que es una oportunidad de tener reglas claras a largo plazo y para seguir trabajando la competitividad; adem√°s, criticaron las retenciones

Los miembros de la Mesa de Enlace fueron los encargados de iniciar la cuarta edici√≥n de Negocios del Campo. En un panel moderado por la conductora de LN+ Eleonora Cole, los dirigentes hablaron de los principales temas que preocupan al sector en un a√Īo electoral. Ellos fueron Carlos Achetoni, presidente de Federaci√≥n Agraria Argentina; Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, y Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

En primer lugar, dieron detalles del documento de 14 puntos que prepararon para presentarle a cada uno de los candidatos presidenciales para mostrar una agenda com√ļn. “Que seamos distintos no quiere decir que estemos divididos, queremos encontrar pol√≠ticas para cada uno sin ir en perjuicio de las distintas capas de productores. Queremos mostrar la unidad para darle un indicativo a cualquier sector pol√≠tico que quiera ser presidencial”, sostuvo Achetoni, y aclar√≥ que el sector necesita ser acompa√Īado tanto por quienes vayan a ser gobierno como por quienes vayan a ser oposici√≥n. “Los gestos valen y este documento, m√°s all√° del contenido, es un gran logro que plantea una pol√≠tica agroindustrial de ac√° a diez a√Īos”, sostuvo.

Antes de entrar en el an√°lisis de los puntos, Chiesa destac√≥ la introducci√≥n del texto en el que la Mesa de Enlace reconoce que “el pa√≠s ha comenzado un trabajo de calidad y mejoramiento institucional”. Y sostuvo: “Esto es algo que deber√≠a ser natural, pero no lo fue. A la Argentina no le fue tan bien econ√≥micamente, pero tuvo una profundizaci√≥n institucional muy importante”.

Uno de los principales ejes que preocupan a los representantes del campo tiene que ver con el marco impositivo. “Buscamos descomprimir al sector, nos pusimos de acuerdo para que haya un escalonamiento seg√ļn la envergadura del productor para cualquier tipo impositivo”, destac√≥ Achetoni. Por su parte, Pelegrina habl√≥ de las retenciones. “Son un impuesto distorsivo, no tienen que existir, y en eso estamos todos de acuerdo”, sostuvo. Mientras que Chiesa las defini√≥ como un “mecanismo nefasto” y Pelegrina apunt√≥ que “no se pueden seguir delegando facultades del Congreso al Poder Ejecutivo”.

Iannizzotto explic√≥ que, a√Īos atr√°s, en el sistema se generaba una neutralizaci√≥n entre las retenciones y los reintegros, pero que esto hoy no sucede. “Hoy hay retenciones y no hay reintegros. Los reintegros est√°n aprobados por la OMC y son una herramienta imprescindible para darles competitividad a los productos”, apunt√≥.

Sobre la baja de $1 por d√≥lar en el impuesto a las exportaciones implementada por el Gobierno -204 productos pasaron de tributar $4 por d√≥lar $3-, confirmaron que es una medida que “aliviana”, pero “no alcanza”. Iannizzotto confirm√≥ que, por esta medida, el sector aportar√° $2220 millones menos al fisco.

“Con el acuerdo UE-Mercosur van a salir estos temas. Tiene que haber igualdad de condiciones para estar en un mercado com√ļn, entonces el Gobierno deber√° rever posturas para que el campo sea competitivo y genere las divisas que necesita el pa√≠s”, sostuvo Achetoni.

Por su parte, Chiesa hizo hincapi√© en la necesidad de que el sector tenga representantes en el Congreso. “Cuando hubo ‘agrodiputados’ fue por su difusi√≥n p√ļblica. Es incre√≠ble que el sector que m√°s aporta no tenga representantes”, dispar√≥, y explic√≥ que esto sucede porque, en la mayor√≠a de los casos, el referente es leal al productor, a sus bases, a la entidad agropecuaria que representa y en la que se form√≥ y “ah√≠ es donde se genera un conflicto con lo que sucede en la pol√≠tica”. Achetoni sum√≥: “Las entidades debemos preparar gente no solo para lo gremial, sino tambi√©n para la pol√≠tica, que no es ni buena ni mala. Vale la pena que el sector prepare cuadros”.

Para Pelegrina, este punto representa un desaf√≠o enorme como comisi√≥n de enlace. “No nos olvidemos de los parlamentos provinciales, los municipios y los concejos deliberantes, que definen tasas y cuestiones que nos impactan directamente”, agreg√≥. Por su parte, Iannizzotto opin√≥ que el sector est√° necesitado de leyes. “Si queremos una pol√≠tica agroindustrial que permanezca en el tiempo tenemos que pensar en leyes como la de seguros, semillas, de suelos o para las econom√≠as regionales. Hay un paquete importante que nos puede dar soporte para que los gobiernos tengan las herramientas necesarias”, explic√≥ y dijo que el acuerdo “ayuda a planificar reglas que den previsibilidad”.

En referencia al acuerdo entre la Uni√≥n Europea y el Mercosur y su impacto en el sector, los dirigentes aseguraron que el Gobierno deber√° rever pol√≠ticas para que el campo sea m√°s competitivo. “A los peque√Īos productores les genera una reacci√≥n de protecci√≥n ante el temor de perder la competitividad. Lo revemos para atr√°s y sin la necesidad de acuerdo ya hemos tenido situaciones desventajosas, como la entrada de durazno de Grecia. El acuerdo habla de nivelaci√≥n, tenemos que aprovecharlo para darles garant√≠as a los productores”, dijo Achetoni.

En este sentido, Pelegrina mencion√≥ la importancia de la conectividad en el campo. “Hablamos de tener un Estado eficiente para tr√°mites, de todo lo que tiene que ver con el desarrollo para que se genere competitividad en todo el pa√≠s”, dijo.

Iannizzotto habl√≥ de la importancia de trabajar sobre la cuotificaci√≥n para el ingreso progresivo en el Mercosur. “Tenemos que ver c√≥mo repartimos el acuerdo entre los pa√≠ses”, apunt√≥. Para Pelegrina, este acuerdo es sin√≥nimo de oportunidad, por la apertura de clientes a productos premium, mientras que Chiesa apunt√≥ que queda pendiente mejorar el flujo de mercader√≠as “intra-Mercosur” y llam√≥ al bloque a dar imagen de unidad para negociar.

Tambi√©n habl√≥ de la posibilidad de avanzar en mercados como Estados Unidos. “No queremos que un productor americano se vea perjudicado por uno argentino, pero queremos competir”, dijo. Pelegrina explic√≥ que los productores mexicanos estaban asustados al momento de firmar con EE.UU., pero “hoy no tienen dudas, les ha ido muy bien y se desarrollaron”. “Es un desaf√≠o para el sector ser competitivos, pero necesitamos herramientas, como el sistema financiero y el tributario, que est√° desajustado”, concluy√≥ Iannizzotto.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!