Apoyo dispar de los gobernadores del PJ a la campaña territorial de Fernández

Sergio Casas, Alberto Fernández y Juan Manzur Fuente: Archivo

Más allá de los pronunciamientos en público, en sus distritos los jefes provinciales oscilan entre el respaldo total a la fórmula kirchnerista y llamativos silencios y ausencias

Pasó casi un mes desde que Alberto Fernández recibió a los gobernadores del PJ y les dijo que si ganaba las próximas elecciones ellos serán sus principales aliados, sus socios. Que los necesita y los está aprovechando para hacer campaña está claro. Lo demuestran casi todos sus movimientos. Su agenda para los próximos días redundará en millas a su favor: sus destinos inmediatos serán Entre Ríos y Córdoba.

Pero, más allá de recibir a Fernández o de visitarlo en sus oficinas de San Telmo , ¿cuánto le ponen el cuerpo los gobernadores a la campaña presidencial del Frente de Todos en sus territorios?

Los caciques provinciales enfrentan una paradoja. La mayoría de ellos ya fueron reelegidos, por lo que no tendrían grandes incentivos para hacer campaña por Alberto. Sin embargo, la mayoría también ubicaron candidatos propios en las listas de diputados y senadores nacionales. Esos legisladores serán fundamentales para el próximo Congreso: tal como contó la nacion hace dos semanas, los gobernadores tendrán un poder importante, con casi 50 diputados.

Sin embargo. el involucramiento de los caciques en la campaña nacional es dispar: conviven los muy activos con los no tanto y los que ya resolvieron a su favor las disputas por el poder en sus territorios con los que todavía esperan la elección local. Aquí, algunos ejemplos:

Santa Fe

Omar Perotti fue de los últimos en felicitar a Alberto Fernández por su postulación. Incluso evitó la reunión de sus pares con él. Pero la semana pasada lo recibió en Santa Fe como si fuera el primer albertista. Distinta habría sido la historia si Fernández hubiera llegado a Santa Fe con Cristina. Perotti no quiere nada a la expresidenta. Sin embargo, más allá de las claras muestras de apoyo a Fernández, en Santa Fe la campaña nacional se nota poco y nada. Perotti, que fue elegido el 16 de junio, no tiene estructura propia como para jugar fuerte en el territorio. Además, el primer candidato a diputado es Marcos Cleri, hombre de La Cámpora. Su elección fue parte de la negociación con Cristina antes de la campaña por la gobernación.

Tucumán

Juan Manzur, reelegido el 9 de junio por más del 50% de los votos, trabaja decididamente en apoyo de la fórmula Fernández-Fernández. Es, entre los gobernadores, el principal operador del exjefe de Gabinete. Fue, por ejemplo, el único que visitó a Fernández en la clínica en la que estuvo internado apenas arrancó la campaña por una afección pulmonar, cuando además faltaban horas para la elección en Tucumán. También fue de los primeros en recibir la visita del candidato en su provincia, apenas una semana después de ser reelegido. Desde entonces, Manzur no faltó a ninguno de los encuentros de Fernández con gobernadores y hasta lo acompaña a reuniones bilaterales con sus pares.

Córdoba

Juan Schiaretti se declaró neutral en la competencia presidencial y es uno de los seis gobernadores que optaron por la boleta corta, sin tramo de candidato a presidente y vice. Hábil, avisó que recibiría a todos los candidatos presidenciales que “le pidieran audiencia” y así se cubrió para, al menos retóricamente, no hacer diferencias. El encuentro con Alberto Fernández generó mucha expectativa por el viejo enfrentamiento entre el cordobés y el kirchnerismo, pero pasó sin más saldo que la foto de ambos en El Panal, la Casa de Gobierno cordobesa. El exjefe de Gabinete viajará esta semana a Córdoba por tercera vez desde que está en campaña, pero no está previsto que vuelva a encontrarse con Schiaretti.

Entre Ríos

Gustavo Bordet es un hombre de perfil bajo. Y lo mantuvo desde que arrancó la campaña, hasta el punto de poner en duda cuánto estaba dispuesto a aportar a la disputa nacional. Hasta la semana pasada, cuando llegó a Buenos Aires con los candidatos a diputados y senadores nacionales por su provincia y visitó a Fernández. Hubo fotos, tuits y una invitación para repetir en el Litoral. Será mañana, cuando el candidato llegue a la provincia. Bordet estrechó su vínculo con Fernández cuando el exjefe de Gabinete estuvo al frente del acuerdo entre el PJ y el kirchnerismo locales para la elección provincial de junio, en la que el gobernador fue reelegido. Bordet logró entonces ubicar como primer candidato a senador a su jefe de Gabinete, Edgardo Kueider, y primero en la lista de diputados a Marcelo Casaretto, titular del Instituto de la Vivienda provincial. Bordet está decidido a hacer campaña por Fernández.

Con la colaboración de nuestros corresponsales

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!