Antoine de Saint-Exupéry, el escritor que surgió del cielo

El 31 de julio de 1944 Antoine Saint-Exupéry despegó de la isla de Córcega a bordo de un Lockheed Lightsning P-38 para fotografiar posiciones enemigas al este de su Lyon natal. Se trataba de un vuelo de reconocimiento en el tramo final de la Segunda Guerra Mundial, y además era un piloto experimentado, pero nunca más se supo: su avión se perdió en el Mediterráneo, cerca de las costas de Marsella.

Tras varias teor√≠as acerca de la misteriosa desaparici√≥n (su cuerpo no se ha encontrado, aunque s√≠ su aeronave), el piloto alem√°n Horst Rippert reconoc√≠a en 2008 en un peri√≥dico franc√©s que era el autor de los disparos que derribaron el avi√≥n. √Čl mismo hab√≠a visto caer la aeronave al agua, aunque no sab√≠a que habr√≠a pasado con quien iba dentro y asegur√≥ que ¬ę de haber sabido que era Saint-Exup√©ry, no habr√≠a derribado ese avi√≥n¬Ľ.

Pero lo hizo y se convirti√≥ en el triste punto final a los 44 a√Īos -los primeros del siglo XX- del autor menos conocido que su ¬ęPrincipito¬Ľ. La fama de su obra aument√≥ tras su muerte y hoy en d√≠a es el libro en franc√©s m√°s le√≠do y traducido. Son m√°s de 250 los idiomas en los que es posible leer la obra, y tambi√©n se encuentra en el sistema braille. La √ļltima en incorporarse a la lista es de apenas unos d√≠as, una edici√≥n en mallorqu√≠n.

El √©xito de ¬ęEl Principito¬Ľ ha eclipsado no s√≥lo el resto de su obra, sino tambi√©n otras de las muchas facetas que desempe√Ī√≥ a lo largo de su vida, como la de inventor, mago con las cartas o periodista.

Escritor en tiempos de guerra

Durante los a√Īos 30 del siglo pasado Saint-Exup√©ry colabor√≥ con la prensa francesa de la √©poca y fue enviado como reportero a algunos de los principales escenarios de su tiempo, como la Guerra Civil espa√Īola. ¬ęLo hizo por las dificultades econ√≥micas que atravesaba en unos a√Īos en los que no pudo vivir de las que fueron sus dos principales ocupaciones como piloto y escritor, sin que fuese la vocaci√≥n la que le llev√≥ al periodismo¬Ľ, se√Īala Montse Morata, doctora en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y experta en Saint-Exup√©ry.

En nuestra contienda estuvo en dos ocasiones. La primera de ellas en Barcelona y el frente de L√©rida en el verano de 1936, y la segunda en Madrid, donde, en abril de 1937, convivi√≥ con los milicianos en las trincheras de Carabanchel. De aquellas experiencias salieron unos reportajes con una visi√≥n humanista alejada de ideolog√≠as que, sin embargo, no le salieron gratis. Despu√©s el r√©gimen franquista le neg√≥ el visado para cruzar por Espa√Īa hacia Portugal, rumbo a su exilio en Nueva York durante la Segunda Guerra Mundial.

La aviaci√≥n fue otra de sus pasiones y fuente de inspiraci√≥n para sis obras. En 1926 public√≥ su primera novela breve ¬ęEl aviador¬Ľ y consigui√≥ un contrato como piloto de l√≠nea para una sociedad de aviaci√≥n. Desde ese momento, cada una de sus experiencias se ver√≠an reflejadas en sus obras, como el accidente a√©reo en el desierto del S√°hara que inspir√≥ su obra ¬ęTierra de hombres¬Ľ y gan√≥ numerosos premios en Francia y Estados Unidos. Tambi√©n escribi√≥ ¬ęPiloto de guerra¬Ľ (1942) o ¬ęCarta a un reh√©n¬Ľ, entre otras obras. En Nueva York dedic√≥ parte de su vida a un retiro literario en el que escribi√≥ ¬ęEl Principito¬Ľ, en 1943.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!