√Āngel Antonio Herrera: Vel√≥dromo

Madrid Guardar

Las calles de Montera y Carmen, ah√≠ en la cresta de la Puerta del Sol, son dos vel√≥dromos de mucho oficio, alcalde. Ya s√© que usted sabe que la bicicleta no fue un invento de Manuela Carmena, porque la bicicleta estaba ah√≠, desde anta√Īo, y ah√≠ est√°, para el futuro, como una artesan√≠a de antig√ľedad que se ha hecho artefacto de moda. Ahora ya no se baraja s√≥lo como apero de gimnasias sino como transporte de la Villa y Corte. A m√≠ la bicicleta me parece muy bien, s√≥lo que a veces no tanto, porque la bicicleta tiene una mitad de peat√≥n, y otra mitad de veh√≠culo, y lo mismo enfila el carril preparado para su uso que se pone a trotar entre los transe√ļntes. De modo que la bicicleta est√° en todas partes, pero sobre todo est√° en las calles de la √≥rbita de la Puerta del Sol, que es una √≥rbita de alto vel√≥dromo en curso.

Baja, la bicicleta, por la calle del Carmen, como un ob√ļs que fuera una bicicleta, entre vikingas de helado, estudiantes de rebajas, tribus que le dan a la litrona y la cuota de apalancados de las terrazas. Sube, la bicicleta, por la calle de Montera, como un b√≥lido que fuera una bicicleta, entre valquirias de m√°ster, bachilleres de asueto, vecindonas de ca√Īita y la copa de ejecutivos que pastorean con corbata la zona. Si no fuera porque estas calles van, en estos d√≠as, bajo media holgura, yo creo igual hab√≠a alg√ļn accidente. No exagero. Frecuento el sitio, y de pronto, te pasa al costado el aire fren√©tico de la bicicleta que viene o que va, a toda cilindrada.

La bicicleta, en este vel√≥dromo, juega mucho al zigzag entre los paseantes, y acaba desembocando en la Puerta del Sol, que es sitio para un peat√≥n, y no para cualquier Indur√°in de pega que vive a toda leche. Digo yo que puestos a infringir, pudiera hacerse el camino m√°s lento, un poco al ralent√≠ obligado de la zona, que es arrellanada, y con promesa de mayor calma, todav√≠a, si prospera la reforma que hay ah√≠ pendiente. La bicicleta mola, pero mola cuando tiene su sitio, y no cuando pone en riesgo a un tipo que va la √≥ptica o a una se√Īora que va mirando zapater√≠as. El ciclismo no es lujuria de todos.

Dirige tu comentario a aymadrid@abc.es

√Āngel Antonio HerreraArticulista de Opini√≥n√Āngel Antonio Herrera

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!