Alonso se sube a un coche de la Nascar

Apenas unas horas después de acabar undécimo su última carrera en la Fórmula 1 y pese a la breve fiesta nocturna que se organizó en su honor, Fernando Alonso madrugó este lunes para ponerse al volante de un coche de la Nascar y vivir una nueva experiencia.

El bicampeón del mundo español intercambió coches en el circuito de Sakhir, en Bahrein, con el estadounidense Jimmie Johnson, leyenda viva de la esta categoría del motor, en la que ha ganado siete títulos.

Un evento enmarcado en una sinergia que al piloto asturiano le vincula más con las marcas que pilota Johnson -presente este fin de semana en Yas Marina- que con la categoría en la que compite. Pero otra posible vía abierta para Alonso en su nueva vida fuera de la F1.

Aunque la mayoría de los amantes del motor desean que el adiós del asturiano a la categoría reina se quede sólo en un ‘hasta luego’, y que intente emular a otros mitos de este deporte, como el austriaco Niki Lauda -triple campeón- y el francés Alain Prost -cuádruple-, que, después de retirarse, regresaron en busca de un último título.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!