alerta naranja por tormentas con granizo en el interior norte de Castellón

Este viernes las temperaturas máximas van a descender en la mayoría de la Comunitat Valenciana. Mientras, en la zona del interior norte de la provincia de Castellón se ha activado el aviso naranja (riesgo importante) por chubascos y tormentas que podrían ser localmente fuertes e ir acompañados de granizo.

En las capitales de provincia, los termómetros oscilarán entre 33 y 23 grados en Castelló de la Plana, 30 y 24 en València y 30 y 21 en Alicante, con picos de 36 grados en la localidad valenciana de Ontinyent y mínimas de 18 en Requena (Valencia), según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El viernes ha comenzado con cielos poco nubosos e intervalos de nubes bajas en las zonas del litoral, aunque por la tarde previsiblemente aumentarán a intervalos nubosos con nubosidad, sobre todo en el interior.

Se esperan chubascos y tormentas en el interior de Castellón, donde podrán ser localmente fuertes y caer con granizo entre las 18 y las 00 horas, más débiles y dispersos en otras comarcas del interior. La alerta baja a verde (sin riesgo) en el resto de la Comunitat.

Ante esta predicción, el Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Generalitat Valenciana ha establecido la preemergencia por tormentas, también en nivel naranja, en el interior norte de Castellón.

Durante toda la jornada, las temperaturas mínimas se mantendrán con pocos cambios y las máximas irán localmente en descenso en el conjunto de la región. El viento sopla variable flojo con brisas.

Para el fin de semana, la Agencia de Meteorología prevé que este sábado, 27 de julio, las temperaturas máximas sean significativamente altas en los litorales de Valencia y Alicante, aunque bajarán el domingo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!