Alegatos pol铆ticos y pretextos, a la espera de la prueba de la rebeli贸n

A las 18.30 horas del pasado jueves se apagaron los micr贸fonos. El magistrado Manuel Marchena dio por finalizada la sexta sesi贸n de la vista, una jornada que cerr贸 los interrogatorios a diez de los doce l铆deres del plan secesionista ilegal juzgados en el Tribunal Supremo. Los de Jordi Cuixart y Carme Forcadell, previstos para el martes, cerrar谩n la primera fase del juicio, en la que, en su leg铆timo derecho de defensa, el procesado tiene derecho a no decir la verdad y contrarrestar las acusaciones con alegatos pol铆ticos, interpretaciones forzadas, evasivas y algunas explicaciones m谩s precisas. Solo se les oye a ellos.

Como era de esperar, en su declaraci贸n los acusados han negado la violencia, pero el verdadero debate sobre si la hubo o no 鈥揷uesti贸n capital y de una prueba exigente, porque es necesaria para que exista el delito de rebeli贸n鈥 llegar谩 m谩s adelante, con las pruebas testifical, documental y pericial. Todo el conjunto probatorio formar谩 la tesis que los magistrados volcar谩n en su sentencia.

Hasta ahora los interrogatorios han potenciado el eco de los mensajes de los acusados, obcecados en calificar la causa como 芦juicio pol铆tico禄. Ninguno ha sabido justificar por qu茅 desobedecieron al Tribunal Constitucional, que les pidi贸 hasta en seis ocasiones que frenaran el refer茅ndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Casi todos alegaron que prefirieron anteponer un supuesto 芦mandato democr谩tico禄 de solo una parte de Catalu帽a, la independentista, a cumplir con las leyes y con la Justicia espa帽ola.聽

Jordi Turull, el exconsejero catal谩n de Presidencia y hombre fuerte de Carles Puigdemont, puso palabras a ese ejercicio con la teor铆a de la 芦ponderaci贸n禄, a la que se apunt贸 Josep Rull, su compa帽ero de celda y exconsejero de Territorio. Rull se refiri贸 a la necesidad de buscar un 芦equilibrio禄 entre 芦el imperio de la ley, la legitimidad y el principio democr谩tico禄. Este acusado aport贸 una pista decisiva sobre la manifiesta ilegalidad, al explicar que no reconoce ninguna 芦autoridad moral禄 al TC, el tribunal garante de la Constituci贸n, y ensalzar al de Canad谩.聽

Esa actitud esconde que 芦como mal menor禄 los acusados aceptan impl铆citamente el delito de desobediencia, una actuaci贸n de la que hasta presumen los l铆deres del 芦proc茅s禄 y que no acarrea penas de prisi贸n. En la sentencia del 9-N, el Supremo rebati贸 esa argumentaci贸n y conden贸 por desobediencia a Francesc Homs, a quien afe贸 resolver por su cuenta un supuesto choque de derechos y 芦destrozar el edificio normativo禄. Esa sentencia la escribi贸 el propio Marchena, que tambi茅n redactar谩 el futuro fallo.

Presionar al Estado

Los acusados se han atrevido a invocar la Constituci贸n espa帽ola, la misma que ellos atropellaron. Junqueras y R枚meva retorcieron el ordenamiento jur铆dico para decir que el derecho de autodeterminaci贸n no est谩 prohibido en la Carta Magna. Tampoco est谩 reconocido, ni en el derecho internacional, y mucho menos para una situaci贸n como la catalana.

La declaraci贸n de Joaquim Forn dej贸 en mal lugar a todos al describir como una farsa los pasos culminantes del 芦proc茅s禄: el refer茅ndum y la declaraci贸n unilateral. El exconsejero catal谩n de Interior calific贸 de 芦ilegal禄 la votaci贸n del 1-O y se帽al贸 que, tras la DUI, no se llev贸 a cabo ning煤n acto 芦para el nacimiento de un Estado禄. Sus palabras parec铆an decir que todo fue una broma, a pesar de que los acusados desafiaron como nunca al Estado y fracturaron en dos a la sociedad catalana.聽

Descartar la rebeli贸n y atacar a la Fiscal铆aEl juicio acaba de comenzar, pero ya hay quien busca desacreditar a la Fiscal铆a inflando sus errores y quien se apresura a concluir que la rebeli贸n no se ha probado.

En un tono parecido, la exconsejera Dolors Bassa manifest贸 que el refer茅ndum nunca fue previsto 芦como un acto concluyente para la independencia禄 catalana, una explicaci贸n que comprometi贸 el orgullo de Puigdemont, y argument贸 que el objetivo era forzar una 芦negociaci贸n禄 con el Gobierno central. Todos los acusados enfatizaron que siempre buscaron un refer茅ndum 芦pactado禄, aunque su actuaci贸n silenci贸 a la Catalu帽a no independentista y se adentr贸 en la v铆a unilateral.聽

El 煤nico consejero que se ech贸 atr谩s antes de la declaraci贸n unilateral del 27-O (DUI), Santi Vila, retrat贸 la cobard铆a de Puigdemont y desmont贸 el discurso victimista de Junqueras, que insisti贸 en que el Gobierno de Espa帽a nunca quiso dialogar. Vila revel贸 una 芦interlocuci贸n contin煤a禄 con el Ejecutivo de Rajoy y altos cargos del PSOE hasta el 煤ltimo minuto, en las horas previas a la DUI. 芦Lo hab铆amos conseguido禄, relat贸 el 芦exconseller禄, que narr贸 que el 25 de octubre se march贸 a dormir con la palabra de Puigdemont de que convocar铆a elecciones auton贸micas. Su relato puede culminarse con una expresi贸n de Bassa en su declaraci贸n: 芦La prueba es que aqu铆 estamos y no hay independencia禄.聽

El asedio del 20-S

El interrogatorio de Jordi S脿nchez 鈥搇铆der de la ANC鈥 se centr贸 en el asedio a la Consejer铆a de Econom铆a el 20 de septiembre de 2017, cuando agentes de la Guardia Civil la registraban por orden de un juez. En aquel acto 鈥揹escrito por S脿nchez como un 芦ambiente festivo禄 y uno de los sucesos en los que la Fiscal铆a sustenta su acusaci贸n por rebeli贸n鈥 una masa de entre 40.000 y 60.000 militantes impidi贸 durante horas la salida de la comitiva judicial y destroz贸 siete veh铆culos oficiales.聽

Precisamente el testimonio de la letrada de la administraci贸n de justicia presente en aquel registro, que tuvo que salir de la azotea en lugar de por la puerta (芦ten铆a la percepci贸n de que no era seguro禄, dijo S脿nchez), es una de las pruebas consideradas esenciales por la Fiscal铆a en el debate de la violencia.

El Ministerio P煤blico cargar谩 las tintas de este delito en esa testifical, adem谩s de en la del coronel de la Guardia Civil Diego P茅rez de los Cobos, en la de toda la c煤pula del Estado o en la de los guardias civiles presentes en el asedio del 20-S.聽

Ese debate se abordar谩 tambi茅n cuando se exhiban en la sala de vistas los v铆deos sobre las movilizaciones del 19 y聽20 de septiembre, y los del 1 de octubre, as铆 como con la documental de la reuni贸n de la junta de seguridad del聽28 de septiembre. En aquella cita los mandos de los Mossos aconsejaron suspender el refer茅ndum ante los previsibles enfrentamientos y brotes de violencia. Esa advertencia se basaba adem谩s en un informe elaborado por la Comisar铆a General de Informaci贸n. El Ministerio P煤blico sacar谩 a relucir tambi茅n los partes de lesiones de los agentes.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!