Alarma en Humanes por la quema de más de sesenta contenedores

En Humanes se ha desatado la alarma. En los últimos fines de semana se está produciendo una oleada de quema de contenedores de basura y de reciclaje de manera indiscriminada. Al ser de plástico, arden como la yesca. Esta peligrosa práctica, que al parecer se ha puesto de moda entre varios menores de edad, ha provocado ya la quema de varios vehículos particulares –al menos, cuatro– que han quedado totalmente calcinados.

La preocupación de los habitantes del municipio es tal, que evitan aparcar junto a esos recipientes, especialmente desde los viernes por la noche, aunque se vean obligados a dar vueltas y más vueltas para estacionar o tengan que hacerlo lejos de sus domicilios.

Hasta la fecha, son más de sesenta las unidades que han ardido por fuegos provocados, sesenta y cinco en concreto, con las consiguientes pérdidas económicas para el Ayuntamiento de la localidad, encargado de su reposición. Cada uno de los cubos cuesta unos mil euros (1.065), por lo que los daños ocasionados superan los 65.000 euros.

Uno de los coches quemados en Humanes
Uno de los coches quemados en Humanes

Detenciones

La Guardia Civil, encargada de las pesquisas, está sobre la pista de dos sospechosos que estarían detrás de la última oleada incendiaria. Se trataría de dos chicos menores de 14 años, por lo que serían ininputables penalmente, residentes en el municipio. Quizá ellos sean conscientes de que no les pueden someter a ningún castigo y no tengan escrúpulos en seguir cometiendo esos actos vandálicos que tienen en jaque a las autoridades municipales y a los residentes en el pueblo.

Los últimos siniestros se produjeron los dos últimos fines de semana de diciembre. El alcalde, José Luis Plaza (PP), ha mostrado su preocupación por lo ocurrido y ha solicitado a la Delegación del Gobierno que adopte medidas urgentes en materia de seguridad ante las oleadas incendiarias que se están registrando en los últimos meses.

Como primera medida se reforzará la presencia de la Policía Municipal y el Consistorio va a solicitar la instalación de cámaras de videovigilancia. Además, se ha pedido a los vecinos que estén ojo avizor y avisen a las autoridades ante la más mínima sospecha. Los residentes temen que, de no atajar la situación, estos particulares pirómanos vayan aún más lejos y dañen las viviendas.

Los episodios se remontan a hace meses. En julio pasado, la Guardia Civil realizó las primeras detenciones: entonces fueron cinco menores, acusados de la quema de unos 40 contenedores. Fueron los vídeos que colgaron en las redes sociales con sus «hazañas» los que les delataron. Ahora, ya superan esa cifra con creces. Los padres de los incendiarios serían los responsables de pagar los daños, pero se suelen declarar insolventes.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!