Al borde del llanto: así reconoció la derrota la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti

La candidata a gobernadora, Anabel Fernández Sagasti, al emitir su voto Fuente: Archivo – Crédito: Marcelo Aguilar

MENDOZA.- Durante la campaña electoral, la candidata kirchnerista Anabel Fernández Sagasti se encargó de mostrarse, a cada paso, al lado de Alberto Fernández, prometiendo “encender la economía y llenar la heladera de los mendocinos”. A la vista de los resultados registrados ayer, el discurso, en línea con las críticas del Frente de Todos a la gestión nacional de Mauricio Macri, parece no haber dado resultados.

El mismo análisis puede hacerse del intento de “empujón final” a Sagasti que el postulante presidencial kirchnerista le dio a la candidata en la recta final de la campaña, cuando protagonizó una visita especial a la provincia acompañado de una decena de gobernadores y candidatos del PJ.

Es más: la controversia que se generó en torno al despliegue de aviones sanitarios, oficiales y privados que hicieron Fernández y los dirigentes peronistas que viajaron hasta esta ciudad pudo haberse convertido en un factor, aunque no decisivo, que podría haber incidido para el amplio triunfo radical que mostró el escrutinio provisorio.

Sagasti, temprano, apenas dos horas después de cerradas las urnas y antes de que se conocieran los primeros datos oficiales, salió a reconocer la derrota. “Ha sido una gran elección y les agradezco a los mendocinos por confiar en nosotros. La diferencia es irremontable, sinceramente. Ha sido una experiencia inolvidable, a mis 35 años”, expresó, con los ojos vidriosos, la postulante. Aunque logró unir al peronismo detrás de su figura, obtuvo menos votos que el candidato a gobernador del PJ en los comicios de 2015, quien cayó derrotado frente a Alfredo Cornejo.

La candidata kirchnerista, luego de explicar todo lo realizado en la provincia durante la campaña, admitió que llamó al “próximo gobernador” para “felicitarlo”. Sostuvo además: “Estamos muy contentos porque nuestro frente venía reconstruyéndose”. Por último, remarcó que “ha sido una gran elección para Mendoza”.

Ahora, su nombre suena como posible ministra de Fernández o como presidenta provisional del Senado.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!