ahora, la de los tranvías en plenas Fiestas del Pilar

Las huelgas se le han indigestado a Podemos al frente del Ayuntamiento de Zaragoza, y la indigestión le va a acompañar hasta la recta final de su mandato. Estas próximas fiestas del Pilar, las últimas de la actual legislatura, llegan acompañadas de una convocatoria de paros en el tranvía, justo en días de máxima afluencia.

El gobierno municipal de ZEC (Podemos-IU) que preside el alcalde Pedro Santisteve se estrenó con una huelga de récord, la que protagonizaron los autobuses urbanos. Fue la más duradera de las que han tenido lugar en la capital hasta la fecha, y en un servicio público esencial para la población.

Ahora, las fiestas del Pilar llegan empañadas por el conflicto abierto entre la empresa que gestiona el tranvía y sus conductores. Estos han ratificado mayoritariamente en reférendum ir a la huelga, convocados por el Sindicato Ferroviario de Zaragoza, la organización sindical mayoritaria en este colectivo.

Se quejan de que no se respetan adecuadamente sus condiciones de trabajo. Es un conflicto entre empresa concesionaria y trabajadores, pero salpica de lleno al gobierno municipal, al tratarse de un servicio público municipal, con alto impacto ciudadano y en unas fechas especialmente sensibles.

Los paros tendrán lugar entre las 11.00 y las 14.30 horas, y entre las 18.30 y las 22.00 horas, entre los días 5 y 13 de este mes de octubre -excepto el día grande de las fiestas, el 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar-.

Los grupos políticos apuntan ya contra el gobierno municipal por este nuevo conflicto laboral en el transporte público zaragozano. El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Casañal, ha exigido, desde el respeto al derecho a la huelga, medidas «rápidas» y «contundentes» para que las afecciones por los paros convocados para las Fiestas del Pilar en el tranvía sean las menores posibles.

Por su parte, la concejala de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza Leticia Crespo ha confiado en que se pueda resolver el conflicto que ha generado la huelga de conductores del tranvía para las Fiestas del Pilar y ha pedido a ZeC que no se meta en ningún tipo de mediación porque cuando lo hace lo estropea más.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!