Agrupaciones civiles

La presentaci√≥n del pol√≠tico franc√©s y catal√°n, Manuel Valls, que ejerci√≥ de primer ministro del pa√≠s galo, como candidato a la alcald√≠a de Barcelona por una agrupaci√≥n civil ciudadana ha abierto la espita de un nuevo movimiento social que, si bien no est√° muy madurado, se ha extendido por buena parte de todo el espectro nacional. Lejos de conformar una alternativa a los cuatro grandes partidos que ahora lidian en el parlamento, los dos cl√°sicos, esto es, PP y PSOE, y los dos emergentes -ya consolidados- Ciudadanos y Podemos; al parecer, √©stos √ļltimos no han satisfecho la idea de regeneraci√≥n en las formas y en el fondo pol√≠tico que la sociedad civil demandaba y sigue demandando. Existe pues, un caldo de cultivo que pide una limpieza de todo asomo del pasado reciente, y no s√≥lo de carteles electorales, de l√≠deres, que es lo que han hecho los cuatro partidos principales, sino de forma de gobernar, que es donde al parecer han fallado Ciudadanos y Podemos all√° donde han tocado poder de forma directa o favoreciendo pactos de gobernabilidad a diestra y siniestra.

Valls suena mucho a apoyo de la burgues√≠a catalana, m√°s bien barcelonesa, que quiere erradicar todo rastro de la Barcelona de manteros, ocupas y de pol√≠ticas ca√≥ticas actuales. Volver a la cl√°sica ¬ęBarcelona la bella¬Ľ que rezaban los literatos no hace mucho. Pero en varias regiones de Espa√Īa existen esos movimientos sociales civiles que esperan, agazapados, su oportunidad para saltar al ruedo pol√≠tico en elecciones locales y regionales en una primera fase.

En Castilla y Le√≥n existen algunos grupos m√°s o menos organizados, alg√ļn escrito en la prensa provincial se ha podido leer o tener constancia de su existencia al menos en Le√≥n, Burgos, Salamanca y Valladolid. Pero como tal, parece que ese caladero de votos lo tienen muy controlados Ciudadanos y el PP a la lim√≥n.

Alejandro J. García Nistal

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!