Admitida una denuncia contra la alcaldesa de Getafe por vertidos ilegales en el río Manzanares

La alcaldesa de Getafe (PSOE) y uno de los ediles de su Gobierno se enfrentan a una acusación de delito contra el Medio Ambiente. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de esta localidad ha admitido a trámite una denuncia contra Sara Hernández y el concejal de Sostenibilidad y Urbanismo, Jorge Rodríguez, por los vertidos de aguas residuales sin tratar, presuntamente ilegales, que se tiran al río Manzanares procedentes del barrio de Perales del Río.

El juez, que atiende la acusación presentada por Impulsa Getafe -un nuevo partido en el municipio-, considera que existen indicios suficientes de irregularidades en la gestión de los vertidos por parte de la regidora socialista y el edil responsable; señala en su escrito que los hechos denunciados «presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal».

Así, identifica un supuesto delito contra la ordenación del territorio y el medio ambiente y acuerda incoar diligencias previas y practicar aquellas esenciales para determinar la naturaleza y las circunstancias, así como las personas que hayan participado. En las próximas semanas, en función de cómo avance la investigación, se determinará la situación procesal de la alcaldesa y el concejal.

Plagas de mosquitos

Los vertidos ilegales en el Manzanares a su paso por Getafe son un problema histórico del municipio, cuyos efectos se hacen notar tanto en la salud de los vecinos de la zona como en la flora y fauna de este tramo del cauce. El hedor es notable y cada cierto tiempo es común la proliferación de plagas mosquitos, como ha ocurrido este mismo verano. Tal es la situación, que la Confederación Hidrográfica del Tajo ha impuesto diferentes sanciones a la localidad por no controlar estas aguas residuales, con multas de hasta 100.000 euros. Todo, con el agravante de que sucede en el Parque Regional del Sureste, un espacio protegido medioambientalmente.

Perales del Río, ubicado a la espalda del Cerro de Los Ángeles, entre Madrid y Getafe, es un barrio especialmente afectado por los malos olores y la mala gestión de los residuos. A la situación descrita hay que sumar los efectos de la planta de Valdemingómez, aunque en menor medida que en zonas de la capital como el Ensanche de Vallecas. Nada nuevo para sus vecinos, que hace años ya exigieron que se retiraran los escombros del antiguo poblado chabolista de El Ventorro.

Si bien el Ayuntamiento de Getafe comenzó hace dos años la redacción de un plan para acabar con los vertidos, centrado en elaborar un proyecto para remodelar la elevadora de agua de Perales, lo cierto es que aún no se ha puesto en marcha y la contaminación del río va en aumento.

Roberto Benítez, portavoz de Impulsa, señala que la actitud de Hernández es «increíble y vergonzosa»: «El Gobierno ignora de manera sistemática a los vecinos de Perales, tenemos la suerte de poseer un espacio protegido como el Parque Regional del Sureste y se está destruyendo por la falta de voluntad política». Benítez, además, reprocha a la alcaldesa su «política de postureo», en alusión a la aprobación en el Pleno de la construcción de una estación de bombeo para estas aguas, que aún no se ha hecho.

El Consistorio, a pesar del escrito del juez y sus consideraciones delictivas, niega cualquier irregularidad en el vertido de los residuos en el Manzanares y destaca que son «el único Gobierno» que ha hecho frente a esta problemática. «Los vertidos, tristemente existen, pero no sólo se han pagado las multas, sino que se han iniciado los trámites para solucionarlo», dijo ayer la regidora. Getafe ha sido gobernado siempre pero el PSOE salvo en el periodo 2011-2015, cuando lo hizo el PP.

Hernández, que calificó la denuncia como «oportunismo político», insistió en su «total y absoluta tranquilidad». Aseguró que el proyecto redactado cuenta con la aprobación del Ayuntamiento de Madrid y la Consejería de Medio Ambiente desde el pasado mes de julio y que está a la espera de que la Confederación Hidrográfica del Tajo haga lo propio próximamente.

La regidora, sin embargo, no entró a valorar la consideración del magistrado y si lo hecho hasta la fecha incurre en alguna irregularidad.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!