Abaten de un tiro a un pit bull tras colarse este en una finca y matar a otro perro

Agentes de la Guardia Civil han abatido a un perro de la raza american pit bull terrier, considerada potencialmente peligrosa (PPP), que habĂ­a matado a otro perro en una finca de Crevillente (Alicante) tras una pelea y que intentĂł agredirlos cuando quisieron tranquilizarlo, segĂşn ha informado este Cuerpo.

El pit bull “carecĂ­a de microchip reglamentario” y su propietario ha sido investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal y se enfrenta a varias sanciones por supuesto incumplimiento de la normativa para este tipo de razas, segĂşn la misma fuente.

Los hechos, de los que han informado hoy fuentes del instituto armado en un comunicado, ocurrieron el pasado lunes cuando el pit bull entrĂł, a travĂ©s de un hueco de la alambrada, a una parcela donde estaba un perro de la raza braco, enzarzándose en “una pelea brutal”, relata la nota de prensa.

El dueño del braco trató de separar, sin éxito, a los animales y, viendo la agresividad del can que había invadido su finca, avisó a emergencias.

Cuando llegaron los agentes, segĂşn el comunicado, el pit bull habĂ­a inmovilizado al otro perro con su mandĂ­bula, que clavaba en su cuello, sin que nadie pudiera hacer nada por evitar la agonĂ­a del braco.

La Guardia Civil, en la finca de Crevillente en la que sucedieron los hechos – GUARDIA CIVIL

Entre la PolicĂ­a Local y la Guardia Civil y un miembro del Centro de Recogida de Animales de Crevillent trataron de tranquilizar, infructuosamente, al pit bull durante unos minutos.

Al acercase los agentes para intentar capturarlo, “el perro iniciĂł un feroz ataque contra ellos, por lo cual no quedĂł más remedio que abatirlo de un disparo”, segĂşn la Guardia Civil.

El perro del dueño de la finca ya había fallecido a causa de las heridas recibidas en la lucha.

La Guardia Civil comprobĂł si el pit bull tenĂ­a el microchip reglamentario para averiguar su procedencia, pero carecĂ­a de Ă©l, por lo que se abriĂł una investigaciĂłn para hallar a su propietario.

Éste fue localizado al día siguiente, ha sido investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal y se enfrenta a varias sanciones por supuesto incumplimiento de la normativa para este tipo de razas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!