A tres a√Īos del doble crimen de las mendocinas en Monta√Īita, estos son los interrogantes

María José Coni y Marina Menegazzo fueron víctimas de un crimen violento en 2016 Fuente: Archivo

A tres a√Īos del doble crimen de las mendocinas en Monta√Īita, Ecuador , la Justicia de ese pa√≠s se prepara para iniciar la tercera investigaci√≥n. Se trata de uno de los casos m√°s resonantes de Am√©rica Latina de los √ļltimos a√Īos.

Las muertes de Mar√≠a Jos√© Coni, de 21 a√Īos, y de Marina Menegazzo, de 22, dejaron varios interrogantes abiertos, luego de que los tres imputados recibieran las m√°ximas condenas, a 40 a√Īos de c√°rcel.

Segundo Mina Ponce (34), alias “El Negro”, fue condenado como autor material y Aurelio Eduardo Rodr√≠guez (39), alias “El Rojo”, y Jos√© Luis P√©rez Castro (31), como autores. De todos modos, se supo que en total fueron cinco las personas que participaron del hecho, luego de que se hallaron dos perfiles gen√©ticos m√°s en la escena del crimen. Resta saber a qui√©nes corresponden.

LA NACION habl√≥ con Mar√≠a Dolores Coloma Pazmi√Īo, la fiscal que lider√≥ la primera y la segunda pesquisa, hoy abocada a la Unidad Nacional de Investigaci√≥n de Delincuencia Organizada Transnacional (UNIDOT). Desde Ecuador, la mujer record√≥ todo el trabajo realizado y breg√≥ para que la Justicia ecuatoriana llegue al esclarecimiento total del doble crimen. En el camino, surgieron algunos cuestionamientos acerca de la posibilidad de que personas de poder hallan sido parte del violento crimen.

“Est√°n esos indicios de ADN. Espero que alg√ļn d√≠a lleven a alg√ļn resultado. Yo igual que antes tengo mis interrogantes: ¬Ņqui√©n financi√≥ la defensa de los procesados? Tuvieron abogados muy cotizados, ex fiscales, jueces… Llev√© bien la investigaci√≥n y hasta en Casaci√≥n ratificaron la sentencia. Eso demuestra que no hubo injerencia pol√≠tica alguna. Las pruebas son contundentes y cient√≠ficas, aqu√≠ no se cont√≥ con informaci√≥n”, indic√≥ la funcionaria judicial.

Coloma Pazmi√Īo revel√≥ que desde Italia tambi√©n abrieron una pesquisa, ya que Marina Menegazzo era tambi√©n ciudadana de ese pa√≠s. De hecho, tras el crimen se hall√≥ su pasaporte de la Comunidad Europea. “Al poco tiempo, de Italia pidieron asistencia penal internacional. Envi√© todo lo actuado, pero no s√© los resultados. Ojal√° se logre con el tiempo saber algo m√°s. Se qued√≥ mi hip√≥tesis de probar esa tarde √ļltima que fueron vistas a qui√©n esperaban, qu√© esperaban, a qui√©n protegen los sentenciados. Ellas no merecieron esa cruenta muerte, prob√© que primero mataron a una y luego a la otra, pero ellas no fueron obligadas a ir a esa casa, ¬Ņporqu√© aceptaron esa posada cuando pudieron regresar al hostal'”, se pregunt√≥ al fiscal.

Asimismo, la fiscal se refiri√≥ a la inminente apertura de una tercera investigaci√≥n. “Tengo la esperanza de que alg√ļn d√≠a se llegue a ver qui√©nes m√°s fueron los part√≠cipes de esta muerte violenta. El ADN est√° ah√≠. Pasar√°n muchos a√Īos y si alguien habla, tendremos que seguir la investigaci√≥n”, aclar√≥.

En mayo del a√Īo pasado muri√≥ Gladys Steffany, la mam√° de Mar√≠a Jos√© Coni, quien desde el primer momento trabaj√≥ para que se aceleraran las tareas investigativas. Las hermanas de Coni aseguran, tal como sosten√≠a su mam√°, que hay personas de “m√°s arriba” que participaron del cruento hecho. Las dos familias siguen hoy, con el dolor latente, atentos al caso para que la verdad de lo que ocurri√≥ salga a la luz y caigan todos los implicados.

Martina Coni, la menor de las hermanas de Majo, dijo: “A tres a√Īos de su partida y a casi un a√Īo de no saber c√≥mo sigue esto, porque para m√≠ como para mi mam√° y como para el resto de mi familia, faltan culpables. Entend√≠ y voy entendiendo cada d√≠a m√°s que si nos quedamos callados, el Estado, los fiscales, la corrupci√≥n e incluso la mafia que hay, nos siguen escondiendo la verdad. Yo me pregunto ¬ŅEcuador, qu√© pas√≥ con Majo y Marina aquel 22 de febrero del 2016 que no volvieron a su pa√≠s? ¬ŅMonta√Īita, qu√© escond√©s?”.

Y agreg√≥: “A casi tres a√Īos, hay cosas que nunca supimos, y la verdad que quisiera por ah√≠ no saberlas. Luego pienso que, como le paso a ellas, les pasa a otras, y que si nos quedamos callados la verdad no sale a la luz”.

Majo y Marina, dos j√≥venes universitarias mendocinas, fueron vistas por √ļltima vez la tarde del 22 de febrero de 2016 en Monta√Īita, antes de emprender el regreso a la Argentina, tras un largo viaje junto a un grupo de amigas que hab√≠an vuelto d√≠as antes al pa√≠s.

Seg√ļn la investigaci√≥n, fueron drogadas y golpeadas en la casa de uno de los condenados, en una zona retirada del mar. Coni fue abusada y recibi√≥ un fuerte golpe en la cabeza. Menegazzo fue acuchillada. A los pocos d√≠as, los cad√°veres fueron hallados, con 48 horas de diferencia, en bolsas pl√°sticas negras en un descampado lejos de la reconocida playa, donde cada a√Īos llegan miles de j√≥venes y donde hay un denominador com√ļn: las fiestas y las drogas.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!