A la venta por miedo a los ladrones

Parcelistas del paraje Cerro de los Palos, en el término municipal de Toledo, hablan de miedo y de inseguridad en la zona, donde se levanta un sempiterno asentamiento chabolista. Sin embargo, la Policía sostiene lo contrario. «No hay falta de vigilancia», afirma un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha.

El agente pone como ejemplo la detención, la mañana del 12 de septiembre, de dos varones (uno menor de edad) por un robo con fuerza en una finca rural de este paraje. Fueron sorprendidos cuando estaban robando varios efectos. El doble arresto fue fruto de un dispositivo de vigilancia que llevaba activo varios días. «La intervención tuvo lugar para paliar la escalada de robos que, durante dos semanas, se habían cometido en varias fincas y casas de campo», señaló este jueves la Policía en un comunicado de prensa, en el que no se indica si los detenidos viven o no en el asentamiento chabolista.

Estado de algunos registros de contadores
Estado de algunos registros de contadores РA. P̩rez Herrera

Parcelistas del Cerro de los Palos afirman, en cambio, que algunos dueños han optado por dejar abiertas las cancelas de sus fincas y las puertas de sus casas de campo (aunque algunas ni las tienen) para evitar más destrozos en las vallas y en los cerramientos. «En algunos casos los ladrones se han llevado ya todo lo que había dentro y los parcelistas han dejado las puertas abiertas para no tener más problemas», afirma un propietario, que quiere mantener el anonimato por miedo a sufrir represalias, ya que asegura que ha recibido amenazas.

Las casas de campo que se levantan en 120 parcelas fueron construidas de manera ilegal en terrenos rústicos desde finales de la década de los 70, aunque esas irregularidades ya prescribieron, explica este mismo parcelista. Asimismo, se queja de que el IBI que el Ayuntamiento les cobra ahora como terreno rústico (940 euros, en su caso) es casi el triple de lo que pagaban cuando el terreno era urbano (350 euros entonces).

Uno de los accesos a la zona de parcelas
Uno de los accesos a la zona de parcelas РA. P̩rez Herrera

Aparte de la «desmesurada» subida de impuestos, «por la que no recibimos servicios municipales», los parcelistas insisten en que sienten pavor, sobre todo de noche. «Ya no nos quedamos a dormir», se lamenta una propietaria, quien asegura que en su finca han entrado ocho veces a robar, aunque «ni me acuerdo de cuándo fue la última vez». «En otra casa han entrado quince veces en un año y medio», recalca el otro dueño.

Los dos señalan al Ayuntamiento y a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como culpables de no poner solución, «es un abandono total». «El paraje se ha convertido en un vertedero», sentencia la parcelista, quien repite la palabra ‘miedo’ y se niega a facilitar siquiera su nombre de pila. «Están robando continuamente, a pesar de que la gente no tiene nada en las casas», insiste.

Dispositivo de prevención

Sin embargo, la Policía Nacional y el Ayuntamiento niegan, rotundamente, que exista esa falta de vigilancia. Desde que comenzó el año, la Policía Local ha realizado 28 intervenciones «a requerimiento» en el Cerro de los Palos y otra decena de patrullas «de oficio», según fuentes municipales.

La Policía Nacional asegura también que, desde las dos detenciones del 12 de septiembre, «no se han vuelto a cometer más robos». De todos modos, anunció este jueves que mantendrá el dispositivo de prevención en la zona próxima al poblado chabolista «durante un tiempo prudencial».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!