A la espera de las elecciones, Wall Street ya piensa en “el ajuste después del ajuste”

Analistas creen que, cualquiera sea el ganador, deberá hacer un esfuerzo fiscal mayor en 2020,perspectiva. Analistas creen que, cualquiera sea el ganador, deberá hacer un esfuerzo fiscal mayor en 2020; apuntan a una reforma previsional Fuente: Archivo

WASHINGTON.- Wall Street ya piensa en el ajuste después del ajuste. A la espera de las elecciones, analistas e inversores anticipan que el próximo gobierno, ya sea de Mauricio Macri o de un peronista “moderado” -nadie ve muy factible un retorno de Cristina Kirchner-, deberá hacer en 2020 un esfuerzo fiscal adicional al del “déficit cero”.

Con la economía estabilizada, en Wall Street ven pocos riesgos para los próximos meses -aunque la alta inflación de enero causó preocupación- y descuentan que el Gobierno recibirá los dólares del programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya sea llegando al equilibrio fiscal o pasándose, dentro del margen de gastos de $37.000 millones -alrededor de 0,4% del PBI- contemplado en el acuerdo para este año. La mirada va a octubre y a lo que vendrá después. En ese horizonte, la reforma previsional aparece como una prioridad.

“Los mercados estuvieron muy optimistas, dieron todo el dinero que se pidió, y la decepción ha sido muy grande. Ahora se tienen que hacer las cosas bien para que el mercado siga apoyando. Hay muchas dudas respecto de si la Argentina va a dar el cambio que mucha gente creía que este gobierno iba a dar”, graficó Diego Ferro, de Greylock Capital. “En el corto plazo no veo problemas. En el mediano hay que tomar decisiones de país que van a depender de la elección y de cuán fuerte sea el mandato de la gente”, indicó.

Ferro es uno de quienes creen que la Argentina debe encarar una reforma fiscal más profunda para bajar la presión impositiva y desarmar un déficit “insostenible”. En el Fondo comparten esta visión: el staff ha abogado por mejorar la “calidad” del ajuste, que debió recurrir a subas de retenciones. Y en diciembre pasado David Lipton, número dos del FMI, dijo que “sería importante” poner al sistema previsional en una “posición financiera sostenible”.

Una de las principales inquietudes que surgieron de entrevistas de LA NACION con analistas y ejecutivos de fondos de inversión de Wall Street es qué voluntad y capacidad tendrá el próximo gobierno para continuar y profundizar las reformas económicas, una exigencia entre los inversores.

Siobhan Morden, de Nomura, dijo que los riesgos para la economía ya se desplegaron el año pasado, y ahora el gobierno de Macri encontró la receta correcta. “Ya todo salió mal”, resumió Morden. De cara a las elecciones, el analista dijo que un interrogante es si el peronismo “moderado” se comprometerá a seguir con la agenda de reformas y dará confianza a los inversores.

“Creo que en la Argentina existe concientización de que no hay alternativa, de que este es el programa económico necesario. Puede haber diferentes visiones, pero esta es la única alternativa. Los peronistas moderados están obligados a aceptar el programa económico actual. Esa es la realidad. Aunque con Macri habrá mayor confianza para atraer la inversión extranjera”, apuntó.

Morden dijo que la Argentina requerirá una reforma fiscal en 2020, y eso podría incluir una reforma jubilatoria. “No hay mucha flexibilidad para alcanzar el superávit fiscal primario sin una reforma adicional. Eso será un desafío en 2020”, indicó.

Pilar Tavella, economista de Barclays, dijo que a partir del año próximo van a ser necesarios recortes “más importantes” del gasto para cumplir con la meta de superávit del 1% del PBI. Luego de las elecciones, Tavella indicó que la primera prioridad tiene que ser “generar consensos políticos para reformas que permitan bajar el gasto público, para luego poder bajar la presión impositiva de manera sustentable”. E indicó: “Hay margen para un ajuste adicional en subsidios y gasto discrecional que podría llevarte cerca del superávit de 1%. Pero igual es necesaria una reforma previsional”.

Alejo Czerwonko, director ejecutivo del banco de inversión UBS, cree que más que un cumplimiento a rajatabla de las metas del acuerdo con el Fondo los inversores esperan “voluntad y habilidad” para sanear las cuentas públicas y “que se garantice continuidad” tras las elecciones. La Argentina, dijo, debe enfocarse en una reforma del sistema previsional comparable a la propuesta por el gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil.

“Sin una revisión estructural de este tipo de gastos, el sector público va a seguir desplazando al sector privado, y las perspectivas económicas para el país van a ser, como mucho, mediocres”, completó Czerwonko.

Alberto Bernal, de XP Securities, coincidió en la comparación con Brasil. “El costo de las pensiones en la Argentina sigue siendo demasiado alto. La Argentina, para ser un país joven, gasta demasiado en pensiones. Es parecido a lo que sucede en Brasil. Son problemas del mismo tamaño. Por eso el mercado está tan enfocado en que tiene que haber reformas de segunda generación en el sistema de pensiones”, indicó.

Bernal advirtió que ese ajuste llegará de todas formas, ya sea porque se toman “las decisiones difíciles” o porque el mercado fuerza la corrección. “Si no se avanza en las reformas a futuro -indicó-, el mercado va a ajustarte a las buenas o a las malas”.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!