A 35 a√Īos de la violenta final de la Copa del Rey en la que Diego Maradona fue protagonista

La escena del final en la que se lo ve a Diego Maradona en el medio de los golpes

El recuerdo de la batalla campal que tuvo a Diego como actor principal; fue en la Copa del Rey de 1984, entre Barcelona y el Bilbao; ma√Īana volver√°n a verse las caras en la instancia decisiva. Por Roberto Mart√≠nez

La final de la Copa del Rey entre Barcelona y Athletic de Bilbao qued√≥ en el recuerdo y el Santiago Bernabeu alberg√≥ ese duelo del que ya pasaron 35 a√Īos. Era el 5 de mayo de 1984 y las miradas estaban sobre Diego Maradona , bajo un clima futbol√≠stico muy caliente. Hoy, el mismo escenario cobijar√° el supercl√°sico entre Real Madrid y el equipo catal√°n.

Pero hace 35 temporadas, Javier Clemente, t√©cnico del Athletic Club y C√©sar Luis Menotti, su hom√≥nimo del Barcelona, eran los encargados de bajar los √°nimos de un partido que en cada jornada cre√≠a en expectaci√≥n. Lejos de cumplir con esa idea, Clemente encendi√≥ la pol√©mica: “Maradona es un imb√©cil”. Menotti no hizo o√≠dos sordos: “Estamos preparados para jugar en cualquier terreno, incluso en el de la violencia”. Y Diego entr√≥ en la provocaci√≥n del entrenador vasco:“Clemente no tiene los huevos para decirme en la cara lo que dijo de m√≠”.

Aquella noche, el Athletic Club de Bilbao venci√≥ (1-0) al Barcelona con un gol de Endika (13′), pero se vio cualquier cosa menos f√ļtbol. La gente concurri√≥ a ver un espect√°culo y sali√≥ de la cancha impactada tras observar una lucha sin cuartel muy parecida a la que en la Argentina nos mostraban Mart√≠n Karadagi√°n, ‘El Ancho’ Rub√©n Peucelle, ‘La Momia’ y el resto de la troupe de ‘Titanes en el ring’… pero en serio.

Bajo una lluvia torrencial, los que vest√≠an de rojiblanco abusaron de las patadas durante los 90 minutos a los que luc√≠an de azulgrana. Cada jugada apenas ten√≠a unos segundos de duraci√≥n. Lo que tardaba un jugador del Athletic en recurrir a las brusquedades. Al sonar el silbato del √°rbitro Franco Mart√≠nez dando por terminado el ‘partido’, Diego Armando Maradona, harto de las constantes agresiones de los rivales, y resentido porque el defensor central Andoni Goicochea le hab√≠a roto el tobillo izquierdo con una entrada salvaje unos meses antes en el Camp Nou, fue a buscar justicia por su propio pie.

Los minutos de locura que se vivieron sobre el c√©sped apenas terminada la final se hicieron tristemente c√©lebres. En el post-partido, Clemente acus√≥ a Maradona de ser el responsable de haberle provocado una conmoci√≥n cerebral con una patada voladora al volante Miguel √Āngel Sola y de haber agredido a otros de sus jugadores. Diego, m√°s all√° de haber sido el destinatario de las acciones m√°s violentas durante el juego , fue juzgado con la m√°xima severidad y acab√≥ siendo sancionado con 3 meses de suspensi√≥n, que no cumplir√≠a porque poco tiempo despu√©s fich√≥ para el Napoli.

Una jornada para el recuerdo, en una competencia tradicional. Historia que deja el f√ļtbol y que 35 a√Īos despu√©s se recuerda como una p√°gina negra de la Copa del Rey.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!