540 años de encaje de Canarias en Europa

El Rey llega este jueves a la ciudad de Las Palmas para participar en la XXIII Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperifericas de la Unión Europea, cuya presidencia ostenta en esta ocasión el Gobierno de Canarias y que en 2018 cumple 30 años.

Este 2018 se cumplen 540 años de la llegada de las tropas de Juan Rejón a la ciudad de Las Palmas. La isla se llamaba Canaria pero por la nobleza de los isleños la llamaron «Gran Canaria». La conquista de la isla se inició en 1478.

En 1418, hace 600 años, los territorios que el normando Jean de Bethencourt y Gadifer de la Salle había controlado entre los años 1402 y 1405, es decir, Lanzarote, El Hierro y Fuerteventura, fueron vendidos a Enrique de Guzmán, que murió 18 años después.

Con la incorporación de Canarias a Castilla, los Reyes Católicos hacen un acuerdo con el rey Fernando Guanarteme. Y se establece un marco legal diferenciado para las islas.

De ese entorno diferenciado, viene el régimen fiscal Canarias en España. Tras la entrada de España en la UE, se adaptó y las islas se ubican en el bloque de regiones ultraperiféricas de Europa. Tienen un estatuto propio en Europa gracias a la defensa de los intereses nacionales que siempre han tenido en cuenta la situación de lejanía y territorio fragmentado de Canarias.

Así, en 1988, porque las islas entran en la UE más tarde que el resto de España que lo hizo en 1986, los jefes de gobiernos autonómicos comienzan a organizarse. La Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas, creada hace 30 años, es el órgano principal de la cooperación entre las RUP, tanto a nivel político como técnico, para actuar de manera concertada en la defensa del estatuto de la ultraperiferia ante las instancias nacionales, comunitarias, e internacionales.

Los territorios que forma el bloque RUP Azores, Canarias, Guadalupe, Guayana, Madeira, Martinica y Reunión, Mayotte y San Martin. Este bloque comenzó a configurarse a raíz de los problemas canarios con impuestos especiales, el plátano, el tomate y la pesca. Suman cinco millones de habitantes.

«No somos mendigos»

Este jueves, en la ciudad de Las Palmas, el vicepresidente de la Guayana francesa, Claude Plenet, ha advertido este jueves a la UE de que las regiones ultraperiféricas «no somos mendigos» sino precisamente el ejemplo de unión que no están dando los jefes de estado europeos, a los que ha alertado de que «la división sólo lleva al caos».

De esta manera se manifestó Claude Plenet en su intervención en la rueda de prensa con motivo de la firma de la declaración de la XXIII Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas (RUP), que se ha iniciado este jueves en la capital grancanaria.

«No nos vean como mendigos porque no somos mendigos», reiteró Plenet, quien dijo que, aunque siempre se habla de cómo las RUP necesitan al continente, «también Europa nos necesita».

Por ello estos territorios son más conscientes que nadie del riesgo que entrañan las próximas elecciones al Parlamento Europeo, sostuvo Plenet, quien ante este panorama pidió tener «algún tipo de reacción, pero reaccionar ya» porque, a su juicio, la paz en algunas de las RUP «puede verse amenazada».

No obstante, llamó a seguir siendo optimistas porque «puede que seamos los más pequeños» pero la conferencia que se desarrolla en Gran Canaria es un símbolo de unión entre regiones que en estos momentos no se produce «entre los más grandes».

Pidió a los jefes de estado comunitarios «que hagan lo que las RUP somos capaces de hacer» porque, advirtió, la división sólo lleva al caos.

Insistió en que hay que tener cuidado y vigilar lo que va a pasar en Europa con el objetivo de que las RUP puedan defender sus especificidades «y este es el mensaje que vamos a lanzar al Parlamento europeo actual y al que resulte en 2019». Las RUP «harán oír su voz» porque defender estos territorios es defender Europa, concluyó el dirigente de la Guayana francesa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!