10 a√Īos de ‘Fuerza Natural’: adentro de la grabaci√≥n del √ļltimo disco de Gustavo Cerati

Gustavo Cerati en la gira presentación de Fuerza natural Fuente: AP РCrédito: Leonardo Ramírez

“No toqu√© ni una sola guitarra para hacer esto”, le dijo Gustavo Cerati a Gonzalo C√≥rdoba cuando le hizo escuchar los demos de Fuerza Natural, su √ļltimo disco, que hoy cumple diez a√Īos. Era una tarde de octubre de 2008, y el ex l√≠der de Soda Stereo hab√≠a convocado al ex guitarrista de Su√°rez a su estudio de Vicente L√≥pez, Un√≠sono, para que lo ayude a definir c√≥mo iba a tocar con instrumentos las maquetas que hab√≠a armado con el programa Ableton Live en su computadora. “En ese primer demo estaba todo: la forma de los temas, las intenciones que ten√≠a”, dice C√≥rdoba. “Gustavo era un genio de la tecnolog√≠a”.

Despu√©s del √©xito demoledor que Cerati tuvo con su disco Ah√≠ Vamos (2006) y el regreso de Soda Stereo en 2007, sent√≠a que se hab√≠a sacado un peso de encima respecto a su carrera solista. Estaba relajado y ten√≠a ganas de explorar nuevo horizontes lejos del sonido el√©ctrico con el que hab√≠a empezado su carrera y que hab√≠a retomado en esos a√Īos. En el verano de 2008 se fue de vacaciones durante dos meses a Uruguay, y cuando volvi√≥ a Buenos Aires, se refugi√≥ a su estudio a escuchar m√ļsica sin ninguna meta durante seis, siete horas por d√≠a. “Estaba bastante con Tom Petty me acuerdo y mucho rock nacional de los 70 como La Pesada del Rock And Roll”, cuenta Adri√°n Taverna, amigo de Cerati y su sonidista desde Soda Stereo.

Entre junio y julio de ese a√Īo, cre√≥ m√°s de 25 tracks con nombres como “Hyatt”, “Orbis” y “Diska” usando samples de los temas que ven√≠a escuchando. Para “Hyatt”, que luego pasar√≠a a ser “Fuerza natural”, us√≥ el punteo de guitarra del comienzo de “John Barleycorn Must Die” de Traffic y algunas notas de la guitarra principal de “Same Old Blues” de Captain Beefheart & His Magic Band, que intervino cambi√°ndole el tono.

Gustavo Cerati – Fuerza natural. Fuente: Youtube

04:51

Con los demos listos y la idea de hacer un disco psicod√©lico que fuera un viaje de principio a fin, Cerati llam√≥ a Richard Coleman para que lo ayudara con las letras, que era lo que m√°s le costaba hacer. Coleman se puso a investigar y arm√≥ un tomo con todo lo que encontr√≥ sobre el glosario clave de la psicodelia y sus artistas. Tradujo canciones de Jimi Hendrix y Syd Barrett y recopil√≥ poemas de Robert Creeley, entre otros autores. “Encontr√© que de lo que se hablaba era de los planetas, el mundo subacu√°tico, animales, flores y ni√Īos”, dice Coleman. “Con esa cosmovisi√≥n se pod√≠a decir otra cosa, algo actual, pero que sonara psicod√©lico”.

Mientras Coleman escrib√≠a, Cerati le pas√≥ los demos a los m√ļsicos Leandro Fresco -teclado-, Fernando Nal√© -bajo- Fernando Samalea -bater√≠a-, que hab√≠an sido parte de su disco anterior, a su amiga Anita √Ālvarez de Toledo para los coros y a Gonzalo C√≥rdoba -guitarra-. En noviembre reuni√≥ a todos en Un√≠sono junto con el productor e ingeniero H√©ctor Castillo -que trabaj√≥ con artistas como David Bowie, Lou Reed y Bj√∂rk, y estaba a cargo de la coproducci√≥n y la mezcla-, para empezar con la grabaci√≥n. “De los m√°s de 25 temas, bajamos a 19 y luego a 14”, dice Castillo. “De mi parte hab√≠a una intenci√≥n de que todos los sonidos fueran atemporales, que tuvieran cosas de modernidad pero tambi√©n vintage, que era lo que te daban los samples”.

Las sesiones, a las que se sumaron para algunos temas Lucas Mart√≠ y “Bolsa” Gonz√°lez en bater√≠a, Alejandro y Chistian Ter√°n en vientos y saxos, Santiago Castellani en tromb√≥n y Miguel Tallatira en trompeta, empezaban cerca del mediod√≠a y duraban m√≠nimo hasta las nueve de la noche. “Almorz√°bamos ah√≠, cen√°bamos ah√≠, la banda estaba reunida siempre, aunque a alguno no le tocara grabar ese d√≠a. A √©l le gustaba que estuvi√©ramos todos, se sent√≠a contenido en un punto”, dice Fresco. En ese clima familiar fue que primero se grabaron las bases: bater√≠as, bajos y guitarras. “Viv√≠amos en el estudio, fue espectacular”, dice Anita √Ālvarez de Toledo. “Gustavo ten√≠a una energ√≠a desbordante, no paraba. Ten√≠a muy claro c√≥mo quer√≠a que sonase todo”.

Gustavo Cerati – Traccion a sangre. Fuente: Youtube

04:18

Para Fuerza natural, Cerati trabaj√≥ m√°s que en sus discos anteriores. Se deten√≠a el tiempo que cre√≠a necesario, as√≠ fuera toda la noche, hasta lograr llevar adelante la idea que ten√≠a en su cabeza para cada canci√≥n. “Yo nunca vi a nadie trabajar de esa manera, tan obsesivo, perfeccionista, incansable de la concentraci√≥n”, dice C√≥rdoba, que recuerda que durante el momento de ejecutar el riff de “Fuerza natural”, “el qu√≠a” -como le siguen diciendo con afecto sus colaboradores- estuvo entre seis y ocho horas para que suene como est√° en el disco. “Son tres acordes, pero probamos diferentes posiciones, guitarras, amplificadores y pedales hasta que qued√≥ como quer√≠a”.

Cuando lleg√≥ el verano, Cerati detuvo las grabaciones y viaj√≥ a su casa de Jos√© Ignacio en Uruguay para tomarse un descanso y seguir trabajando en las letras. En una fiesta, C√≥rdoba le present√≥ al cantante y compositor Adri√°n Paoletti y termin√≥ invit√°ndolo a colaborar en su nuevo proyecto. C√≥rdoba le pas√≥ un CD con los demos a Paoletti, que empez√≥ a escucharlos en la casa que alquilaba en Piri√°polis. “Me pasaba cuatro horas encerrado en el auto frente al mar con un block de notas”, dice. “Yo ten√≠a que pensar ideas en funci√≥n del imaginario de Gustavo, as√≠ que volv√≠ a escuchar todos sus discos solistas, haciendo hincapi√© en la letra y hasta estudi√© la m√©trica su fraseo. Cu√°ntas palabras met√≠a por oraci√≥n cuando cantaba y cosas as√≠”, cuenta Paoletti. A partir de esos experimentos, escribi√≥ una letra para cada track, de las cuales Cerati tom√≥ algunas frases como “sin secretos no hay amor” de “Magia”, o “en alambrados como pentagramas” de “Amor sin rodeos”.

Gustavo Cerati – Amor sin rodeos. Fuente: Youtube

03:54

En marzo, Cerati viaj√≥ a Nueva York junto a Castillo para sumar algunas grabaciones en los estudios Stratosphere Sound y Looking Glass. Un mes despu√©s, las sesiones continuaron en Un√≠sono. Cerati llam√≥ a Coleman para que sume su guitarra en algunos temas y como siempre, dej√≥ para el final las voces. “√Čl se quejaba todo el tiempo de que se le hac√≠an dif√≠ciles las letras”, afirma Fresco”. “Pero creo que ac√° lleg√≥ a un nivel de s√≠ntesis y de poes√≠a tremendos”. “Era la √ļnica cosa en la que √©l se autolimitaba”, agrega Taverna. “Lo que m√°s le preocupaba era la sonoridad de las palabras, lo que lo hac√≠a muy cr√≠tico con lo que escrib√≠a”.

Luego de un largo proceso de mezcla, para junio el disco ya estaba terminado. “Estaba mezclando alg√ļn tema y lo ten√≠a respirando al lado”, afirma Castillo entre risas. “Le dije ‘brother dejame cinco minutos para seguir explorando yo’. Quiz√°s se enojaba, pero entend√≠a. Lo tuve que echar de su propia sala”.

El resultado fue disco cl√°sico, atemporal, considerado por muchos como la su obra maestra y la cumbre definitiva del estilo ceratiano. Un sonido h√≠brido entre folk, rock progresivo, programaciones espaciales y capas de guitarras ac√ļsticas, te√Īido por el aura intergal√°ctica de la cosmovisi√≥n de Cerati. “A diez a√Īos sigo pensando que no tiene punto flojo”, afirma Taverna. “Es lo mejor que hizo Gustavo”, asegura Coleman. “Est√° al nivel de The Dark Side of The Moon de Pink Floyd. No hay otro disco del rock nacional que llegue a esto”.

Gustavo Cerati – Magia. Fuente: Youtube

04:30

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!